16 de marzo 2011 - 00:00

Pron: un cuentista deslumbrante

Pron: un cuentista deslumbrante
Patricio Pron «El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan» (Bs.As., Mondadori, 2011, 218 págs). 

Se puede llegar a pensar que estos antológicos cuentos fueron escritos por un autor alemán. Acaso porque casi todos tienen personajes centroeuropeos y ocurren -en su mayoría- en lugares de Alemania. La sorpresa será descubrir que se trata de un escritor argentino que desde hace 12 años está viviendo en Europa, que se doctoró en filología románica en la Universidad Georg-August de Göttingen, y que actualmente reside en Madrid; que publicó con anterioridad dos libros de cuentos, y tres novelas, y la última, «El comienzo de la primavera», fue premiada y considerada una de las 5 mejores obras aparecidas en España en 2008. En esa novela cuenta de un joven filósofo argentino que va a Alemania en busca de un profesor del que quiere traducir su obra, y entra en un laberinto de historias y personas que remiten a un oprobioso pasado. Acaso, después de esto, se puede tratar de encontrar algún eco de Borges o de Cortázar en esta suma de relatos; en realidad sus referentes parecieran ser otros.

El cuento «Las ideas» -donde un chico escapa de su casa, arrastra en su huida a los chicos del pueblo provocando desesperación en las familias, para un día volver él y todo el resto de forma tan sorprendente como se fueron, y como si no hubiera pasado nada- parece salido de la atmósfera y el talento del mejor continuador de la obra de Thomas Bernhard. «Exploradores del abismo» cuenta de una pareja de swingers de vacaciones que seducen al narrador, y que van develando una historia perversa hasta saber de un autor de libros infantiles que es un melancólico y cínico fascista, puede hacer pensar en algún relato del mexicano Jorge Volpi, el de «En busca de Klinsor», o en un gran discípulo de ese escritor chileno excepcional que fue Roberto Bolaño. Quien se decida a comenzar por el título de la tapa, «El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan», sabrá de una mujer que, sin ser vista, dedica su vida a sacar en plazas fotos de nenas que se esconden a orinar; seguramente al llegar al final de esa fría narración documental sentirá que, aunque previsible, no deja de ser intensa la sacudida. Con una voz universal y a la vez singularmente propia, Patricio Pron se sirve de pequeñas historias para hablar de pasiones que se autodestruyen, del desarraigo, de la soledad que enloquece, de la inevitable revisión del pasado que no se puede terminar de dejar por el camino, el ánimo de venganza y el deseo de compartir. Un libro que es una fiesta para amantes de la literatura.

M.S.

Dejá tu comentario