Realizan la 8a Pantalla Pinamar

Edición Impresa

En consideración al accidente ferroviario del Once, la organización de Pantalla Pinamar anuló inmediatamente el cóctel con que ese mismo día iba a presentar oficialmente su 8va. edición. No hubo entonces fiesta ni discursos. En una sencilla comunicación se informó sobre las películas y figuras invitadas que podrán verse allí entre el 3 y el 10 de marzo próximos.

Principales artistas, el consagrado Radu Mihaileanu («Ser digno de ser», «El concierto») que vuelve a Pinamar para presentar su comedia «La fuente de las mujeres», y el navarro Montxo Armendáriz («Tasio», «Secretos del corazón»), con su drama mechado de testimonios «No tengas miedo», sobre las consecuencias del abuso sexual en niños. También, entre otros, la ítalo-argentina Aylin Prandi, actriz de «Gianni y sus mujeres», de Gianni Di Gregorio («Un feriado particular») y el director Ramón Térmens, con su sátira «Catalunya Uber Alles!».

Entre las películas anunciadas, «También la lluvia», de Iciar Bollain, que inaugura el encuentro, «Las mujeres del 6º piso», con Carmen Maura, que lo cierra, la iraní «Una separación», que va por el Oscar, la deliciosa «Le Havre», de Aki Kaurismaki. Otras de Václav Havel, los hermanos Dardenne, Enrique Gabriel, Mempo Giardinelli, Anne Fontaine, Mathieu Amalric, Nemesio Juárez, Jerzy Skolimowski, Lech Majewski, el gran Andrzej Wajda, Jeff Nichols, Gus van Sant, los ganadores del Festival de Málaga, panoramas del cine hindú, polaco y taiwanés, documentales sobre el político y científico español Juan Negrín, el cantaor flamenco Enrique Morente y su familia, el bandoneonista Dino Saluzzi con la cellista Anja Lechner, «El precio de la lealtad», sobre Luis Eduardo Medici, pionero de la Fuerza Aérea Argentina. El clásico premio del público a films nacionales que compitieron el año anterior en festivales de primera clase, cortos nacionales, madrileños, bonaerenses, canarios y ganadores del Festival de Animación de Annecy, dos películas sorpresa a falta de una, funciones aniversario de «Hombre mirando al sudeste», «Violetas imperiales», «Las aguas bajan turbias» y «La cifra impar», y una exposición de afiches locales de viejos éxitos franceses, ya expuesta en Biarritz.

Otro detalle abre una nueva época para Pantalla Pinamar: las funciones ya no se harán en los viejos cines Bahía y Pinamar cercanos a la playa, sino en el más céntrico Oasis, que también era viejo pero se ha modernizado debidamente.

Dejá tu comentario