Retoma Cristina raid electoral provincial

Edición Impresa

En sintonía con los comicios provinciales 2011, Cristina de Kirchner continúa con una cargada agenda por el interior en la que combina desembarcos institucionales con aroma electoral y viajes con claro tono de campaña. En esa línea, mañana volverá a Santa Cruz, luego de una visita oficial con discursos la semana pasada, para presidir el homenaje a los caídos en Malvinas y encabezar el acto de apertura de un nuevo edificio de la obra social del gremio de la construcción (UOCRA), y el miércoles viajará a Córdoba para más inauguraciones.

El desembarco de la comitiva oficial será en Río Gallegos, en donde la Presidente se pondrá al frente de los actos que se llevarán a cabo en la ciudad en homenaje a los caídos en Malvinas en 1982, junto al gobernador Daniel Peralta, aspirante -aún no confirmado- a pelear por un segundo mandato en las elecciones locales que serán el mismo día que las presidenciales -el 23 de octubre-.

Dudas

La agenda prevé una nueva inauguración, pero para el día lunes, del edificio de la obra social del gremio de la UOCRA (Ospecom), el cual está previsto para las 18. Sin embargo, persisten dudas sobre si la jefa de Estado asistirá al acto del lunes porque, en principio, la comitiva tiene previsto el regreso a Buenos Aires el domingo.

Luego de su paso por la tierra natal de Néstor Kirchner, la Presidente encarará un postergado viaje a Córdoba para inaugurar obras financiadas por su gestión. Se confirmó para el próximo miércoles 6 de abril e incluirá un acto en la Plaza de la Intendencia, ubicada frente a la Municipalidad provincial. El intendente K, Daniel Giacomino, recibirá a la comitiva oficial, pero no se descarta que el gobernador justicialista Juan Schiaretti también participe del itinerario presidencial.

Desde allí, por teleconferencia (sistema de audiovideo en pantalla gigante), Cristina de Kirchner inaugurará la ampliación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Bajo Grande, ubicada en la zona este y considerada una de las más importantes de las últimas décadas en saneamiento de esta ciudad.

También, «cortará las cintas» -siempre por teleconferencia- en el acueducto de Etruria-Laboulaye, una obra que lleva agua potable a la zona después de ochenta años de reclamos, y que se extiende por 156 kilómetros. Además, inaugurará el aeropuerto de la ciudad de Villa María y una avenida de circunvalación en Río Cuarto.

Dejá tu comentario