Romney fue a buscar votos al bar de un narco

Edición Impresa

Miami - El candidato presidencial republicano Mitt Romney cometió un error en un distrito clave en su camino hacia la Casa Blanca: durante una gira electoral por la Florida, se detuvo a beber un jugo de frutas y participó en un acto de campaña en un bar propiedad de un exnarcotraficante colombiano.

Se trata del restorán El Palacio de los Jugos, especializado en jugos de frutas y cocina cubana, propiedad de Reinaldo Bermúdez, quien en 1999 se declaró culpable de asociación delictiva para la distribución de cocaína y quien descontó tres años de prisión por garantías procesales. «Cuando el equipo electoral de Romney me pidió venir a tomar un jugo de frutas, el Servicio Secreto revisó toda mi historia personal y mi expediente penal», aseguró el colombiano al Times New de Miami. Bermúdez fue uno de los 12 acusados en una operación colombiana de narcotráfico, en la cual fueron incautados 1.300 kilos de cocaína en la Florida. Por la condena, el hombre no puede votar, a menos que el gobernador le devuelva ese derecho.

Romney viajó al estado de Florida para volver a encontrarse con los electores hispanos, pero en un mitin en Miami muy pocos sabían quién era Paul Ryan, su compañero de fórmula anunciado el fin de semana pasado. El candidato dijo unas pocas palabras ante unas 2.000 personas en El Palacio de los Jugos enfocándose en economía y en promesas para recuperar el éxito del país, pero sin tocar el crucial tema migratorio.

«Nosotros tenemos una decisión crucial que tomar sobre el tipo de EE.UU. que queremos. Tenemos que decidir entre el camino por el que el presidente (Barack Obama) nos encauzó, que nos asemeja más y más a Europa, o tomar un camino para que seamos más y más como EE.UU.», dijo el exgobernador de Massachusetts.

Romney hizo una breve referencia a «ustedes los latinos» cuando se refirió a la falta de empleos y prometió: «Yo crearía los trabajos que la gente necesita. Sé como hacerlo. Voy a ayudar a las pequeñas empresas», expresó el político.

El candidato republicano también pasó por alto las posturas de Ryan, favorable a una privatización del seguro público de salud para los ancianos -conocidos como el Medicaid, Medicare-, la cual afectaría a una gran mayoría de los jubilados de Florida.

Agencias ANSA y AFP

Dejá tu comentario