Sarkozy en el set con Bruni

Edición Impresa

París- Bajo la atenta mirada de Nicolas Sarkozy, la primera dama francesa Carla Bruni, concluyó en la madrugada de ayer su participación en el rodaje de la película de Woody Allen «Midnight in Paris», con la que la ex modelo y cantante da sus primeros pasos en el mundo del cine.

En pleno Barrio Latino, en la animada rue Mouffetard, Bruni sorprendió a curiosos y turistas junto al actor Owen Wilson en la que será su primera película (desempeña un papel secundario) después de un breve cameo en el film de su compatriota, el rockero Johnny Hallyday, «Paparazzi».

Carla Bruni, cuya interpretación a las órdenes de Allen ya había provocado revuelo entre los transeúntes que la pasada semana la vieron llegar al restaurante «Aux Lyonnais», del afamado chef Alain Ducasse, donde trabajó hasta entrada la madrugada de ayer.

Como no podía ser de otra manera, tratándose de una comedia romántica que transcurre en París, su esposo la esperó a la salida del rodaje.

Terminada su participación en el rodaje, Bruni se marchará a pasar unas vacaciones en familia a su residencia Cap Nègre, en la Costa Azul.

En los créditos de la película, en los que Bruni interpreta el papel de una directora de museo, también aparecerán los oscarizados Marion Cotillard y Adrien Brody, además de Rachel McAdams, para dar vida a los miembros de una familia que visita París por negocios.

Si bien la experiencia de la primera dama como actriz es escasa, el mundo del cine no le es ajeno, pues su hermana Valeria Bruni Tedeschi es una conocida intérprete y realizadora de films.

Agencia EFE

Dejá tu comentario