Sigue girando

Edición Impresa

Esta vez, la ciudad de Lille será el marco para el choque del sábado. Ambos vienen con paso ganador, por lo que será un partido que promete. Los franceses vienen de apabullar a Australia por 33 a 6. Con un juego muy físico y un scrum poderoso demostró que será un rival complicado, con un juego que incomoda a Los Pumas. Además, llegan con actuaciones individuales muy altas, como las de Frederic Michalak (figura ante los Wallabies) o Louis Picamoles. El dato negativo: por ahí entrega demasiado la iniciativa al rival, pero lo compensa con un tackle efectivo y una disciplina a la orden del equipo. Ante todo esto, Phelan y compañía llegan con el pecho inflado por el gran triunfo en Cardiff y con su nueva posición en el ranking. El séptimo lugar del listado obliga a defenderlo, pero el estado de ánimo es el óptimo, después de la buena Copa Championship y la mencionada victoria contra Gales.

Este será el partido número 48 en el historial, con 33 triunfos franceses y 12 rugidos pumas más un empate. En el país europeo se enfrentaron 15 veces con 11 triunfos locales y 4 argentinos. Las victorias de Los Pumas en tierras galas siempre fueron en noviembre: en 1992 (24 a 20), en 2006 (24 a 14) y las antes citadas del Mundial 2007 (17 a 12 y 34 a 10). Esta vez la historia puede repetirse. Pero para ello habrá que ser muy inteligentes contra un equipo que, desde aquel famoso Mundial, siempre tiene sed de revancha.

Dejá tu comentario