Sueldos en negro subieron el 37% en 2008 para Indec

Edición Impresa

El nivel general de salarios subió el 22,4% en 2008, informó ayer el INDEC. Según el indicador elaborado por el instituto, durante el año pasado los trabajadores del sector privado registrado recibieron un incremento promedio del 18,55%, contra el 37,52% de los no registrados. Mientras tanto, en el sector público la mejora fue del 21,17%. Los empleados «en negro» se vieron más favorecidos, en términos relativos, doblando el alza que recibieron los registrados, pues estos últimos debieron soportar un aumento en sus aportes previsionales del 7% al 11%.
En diciembre, el índice general creció el 0,98% frente al mes anterior, con alzas del 0,78% en el sector privado registrado; del 1,20% en los no registrados y del 1,30% para los del sector público. Dada esta suba salarial y la cuestionada inflación oficial del 7,2%, el poder adquisitivo de los trabajadores habría avanzado en 2008 un 15%, en promedio. Sin embargo, para las consultoras privadas el incremento de precios fue, en realidad, de entre el 17% y el 23%, diluyendo cualquier mejora para los empleados del sector formal.
Jorge Colina, investigador de IDESA, considera que es «difícil decir que hubo un aumento real de los salarios, porque es muy probable que el 18,5% de los empleados registrados esté cerca de la verdadera inflación». Y sería en función de esa inflación real que se encararán las paritarias, con un piso del 20%. Sin embargo, resulta desalentador que los sueldos en el sector formal hayan crecido sólo el 18% cuando la economía recién comenzaba a frenarse. «Eso indica que va a ser muy complicado lograr un aumento del 20% para todos los trabajadores registrados», agregó.
Con respecto al importante incremento que benefició a los empleados no registrados, el economista recordó que las remuneraciones en este sector llegan a apenas un tercio del salario de los registrados (que rondan los $ 2.500). La brecha entre los ingresos de los dos sectores se amplió desde 2001, por lo que Colina indicó que «aún le queda mucho por recuperar y, en recesión, es muy difícil que logre recuperarlo».
El informe sobre la evolución de las remuneraciones llega en medio de fuertes cruces entre dirigentes sindicales y empresariales en relación con la pauta salarial a convenir para este año. La CGT de Hugo Moyano desconoció la medición del INDEC y pretende discutir aumentos sobre la base de la «inflación de los supermercados», al tiempo que las cámaras empresariales se muestran más dispuestas a comprometerse a mantener el nivel de empleo que a aumentar salarios.

Dejá tu comentario