24 de julio 2014 - 00:00

"Todavía hay tiempo; a nadie le sirve default"

Martín Lousteau
Martín Lousteau
El diputado nacional de U nen Martín Lousteau manifestó ayer que por su "obcecación y cerrazón" el juez Thomas "Griesa tomó decisiones incompatibles con el sentido común", al defender algunas de las decisiones que tomó el Gobierno nacional contra los fondos buitre. En un diálogo radial, Lousteau apoyó que no se deje ningún resquicio para que se active la cláusula Rufo y remarcó: "Si esa Justicia (por la norteamericana) puede tener desatinos como éste, no quita que cualquier otro acuerdo que hagas, que sea susceptible de ser cuestionable, te dispare la Rufo". "De todas las cosas que hizo la Argentina, la más importante fue pagar, porque cambió la correlación de fuerzas", dijo el diputado y agregó que "pagar esto así, como lo dice Griesa, va contra todo sentido común", porque "le parece bien lo que hace el Poder Ejecutivo de forzar a que los costos de cualquier decisión sean compartidos por todos aquellos actores que llevaron a la situación a este rumbo". Explicó que va a tener un costo "Griesa si decide mandar a la Argentina al default en la etapa de fin de ciclo de su carrera judicial", pero también "los holdouts si la Argentina entra en default tienen cada vez menos posibilidades de cobrar". Coincidió con el Gobierno en que en caso de que no se destrabe, la Argentina no entra en default, porque el país pagó a los bonistas que entraron al canje. "La fecha límite no es el día del armagedon; hay márgenes para comprar tiempo", porque "a nadie le conviene caer por el precipicio", sostuvo Lousteau.

Dejá tu comentario