Un egipcio es el líder interino de Al Qaeda

Edición Impresa

Dubái - Al Qaeda designó a un militante egipcio como líder interino y nombró además a un nuevo jefe de operaciones tras la muerte de Osama bin Laden a manos de un comando estadounidense, reportó ayer el canal Al Yazira, citando a su propio corresponsal.

En un boletín urgente, la cadena catarí informó que el egipcio Saif al Adel fue nombrado líder provisional y que Mustafa al Yemeni, cuyo apellido sugiere que es de nacionalidad yemení, dirigirá las operaciones.

El canal tiene fama de tener buenos contactos con militantes en Afganistán y Pakistán y fue el principal medio usado por Bin Laden para emitir mensajes.

«Creo que es más un espectáculo que otra cosa. Es para mostrar al mundo que tienen un líder temporal», dijo el analista de seguridad Theodore Karasik, basado en Dubái, acerca de Adel.

«Adel claramente tiene experiencia operativa, pero no posee el lado intelectual y carismático que tenía Bin Laden», agregó.

Fuerzas especiales de Estados Unidos mataron a comienzos de mes a Bin Laden en la residencia donde se escondía cerca de la capital pakistaní, Islamabad.

Según fiscales estadounidenses, Adel es uno de los principales comandantes militares de Al Qaeda y ayudó a planear los atentados contra las embajadas estadounidenses en Nairobi y Dar es Salam, en 1998. También creen que estableció campos de entrenamiento de Al Qaeda en Sudán y Afganistán en la década de 1990.

Pero reportes han sugerido que Adel consideraba a los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos como un error y criticó a Bin Laden por su conducción.

Mustafa Alani
, otro analista político basado en Dubái, puso en duda que Adel haya aceptado un rol de liderazgo temporal, citando disputas previas entre Adel y el líder saudita.

«Este hombre era un opositor de Bin Laden y los ataques del 11 de septiembre. Criticó a Bin Laden personalmente, describiéndolo como un dictador que tomaba decisiones sin debatirlas con sus colegas», sostuvo.

Alani dijo que Bin Laden era un líder simbólico que no necesitaba ser reemplazado.

«Estoy cuestionando la credibilidad de la necesidad de suplantarlo. Osama Bin Laden no es un líder, es un ideólogo. La idea de reemplazar a Bin Laden como conductor no funciona», añadió.

Se cree que Adel huyó a Irán tras la invasión estadounidense de Afganistán después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que posteriormente estuvo bajo arresto domiciliario, según algunos medios.

Medios árabes han reportado que las autoridades iraníes lo dejaron en libertad hace alrededor de un año y volvió a la región fronteriza entre Afganistán y Pakistán. Algunos analistas creen que podría haber vuelto a Irán o a Afganistán en las últimas semanas.

Un experto en la red integrista dijo el martes que Adel probablemente no actuaría como jefe de organización.

«Este papel que ha asumido no es el de líder general, sino que está al mando en términos operativos y militares», dijo Noman Benotman, un antiguo socio de Bin Laden que ahora es una analista del centro de análisis británico Quilliam Foundation.

Según Benotman, la decisión responde a la impaciencia expresada en internet por militantes extremadamente preocupados por la demora en anunciar a un sucesor.

«También allana el camino para la asunción de (Ayman al) Zawahri», dijo Benotman en relación con el número dos de Al Qaeda.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario