Un gran film de suspenso a la antigua usanza

Edición Impresa

"Horas contadas" ("Finest Hours", EE.UU., 2016). Dir.: C. Gillespie. Int.: C. Pine, C. Affleck, B. Foster, H. Grainger, E. Bana.

Más que cine catástrofe, aquí tenemos un buen film de acción a la antigua. Lo que en este caso tiene un doble sentido, porque esta historia de rescate en alta mar, además de lograr muy buenos momentos de tensión y suspenso, tiene la cualidad adicional de contar con una lograda ambientación de época, dado que la acción transcurre en la década de 1950. "Horas contadas" se basa en un episodio real al estilo de "Tormenta perfecta", de Brad Pitt, sólo que aquí hay menos folklore marinero y más énfasis en los detalles minuciosos, tanto de época como de lo que tuvo que ver con ese rescate que alguien llamó "el más heroico en la historia de la guardia costera estadounidense".

Chris Pine y Casey Affleck son los protagonistas como rescatador y rescatado, pero en estos casos está claro que el protagonismo lo tiene la tempestad que los aflige. En este sentido, los efectos especiales se adueñan de la pantalla de un modo especialmente terrorífico, dándoles vida a olas terribles y logrando un realismo probablemente aumentado por la ambientación de época, que de un modo curioso ayuda a darle verosimilitud al asunto.

Más allá de las bondades de los efectos digitales, también hay que destacar varias actuaciones de reparto, por ejemplo la de Eric Bana, y la de varios de los 32 marineros que esperan ser rescatados de un barco que va camino al fondo del mar. Otro detalle a favor de este buen film a la antigua es la dramática banda de sonido de uno de los grandes músicos de Hollywood, Carter Burwell.

D.C.

Dejá tu comentario