Una cita con la historia

Edición Impresa

¿Qué pasará en la última fecha? Se enfrentarán Cardenales y Lawn Tennis. El primero contra el segundo, que lo sigue 2 puntos por debajo. Hace apenas unas semanas se enfrentaron y el triunfo fue para los Purpurados, pero nadie confía que el partido vuelva a ser el mismo.

Los candidatos son ellos. Nosotros estamos bien a pesar de la derrota contra Tucumán Rugby, manifestó Juan Pablo Lagarrigue, uno de los puntales y emblemas de este Nales que quiere gritar campeón después de 10 años de sequía.

Somos dos equipos versátiles que nos podemos adaptar a cualquier circunstancia del partido. Creo que se va a definir por un estrecho margen. Va a ser fundamental la disciplina y los pateadores para quedarse con el título, sentenció Laga.

Justamente, los dos penaleros son de los de mayor efectividad en todo el torneo. Tanto Chicho Núñez por el lado de Cardenales como Federico Mentz en Lawn Tennis son confiables a la hora de los envíos a la hache. Habrá poco ataque, mucha estrategia. Todo en juego. Los forwards de Cardenales tienen un rol vital si pueden imponerse. Si pueden imponerse. Así es el rugby.

Aun así, el puntero sabe que enfrente tendrá al último campeón. Un equipo acostumbrado a jugar este tipo de encuentros y con una gran jerarquía en el plantel. Si bien no tuvo una gran segunda fase, le alcanzó para llegar con pretensiones de alcanzar el bicampeonato en la última fecha. Obviamente, tendrá que salir a ganar ya que el triunfo es lo único que le sirve.

Volvemos a depender de nosotros, eso nos deja tranquilos, manifestó Nicolás Proto respecto de la actualidad de Lawn Tennis.

Además, el tercera línea le adjudicó gran parte de la derrota de su equipo a manos de Universitario a las ausencias de Dino y Manuel Cáceres y a las lesiones de Mentz y Federico Haustein. Ellos, los Benjamines, saben de su potencial. Y en el Jardín de la República se habla de esos quince como los grandes favoritos. Así es el rugby.

Lo cierto es que tanto Cardenales como Lawn Tennis tienen una impostergable cita con la historia. El Benjamín con la reciente.

Los Purpurados buscarán dejar atrás una década de frustraciones, de irse con la cabeza gacha viendo el festejo ajeno. Todos tienen sus razones para dar la vuelta. Lagarrigue, un Pampa aguerrido; Núñez, un pateador infalible y Granata, el tryman del año pasado, se merecen el título para Cardenales. Los hermanos Cáceres, Manino Mentz y la garra del 'Araña' Cipulli van por el doblete. Cualquiera que se calce la corona estará bien. Sólo uno podrá. Así es el rugby.

Dejá tu comentario