“WaZ”: durísimo thriller para estómagos fuertes

Edición Impresa

«WaZ» (W Delta Z , EE.UU./G. Bretaña, 2007, habl. en inglés). Dir.: T. Shankland. Int.: S. Skarsgard, M. George, S. Blair, A. Walters, T. Hardy.

Con un terrible clima de cine negro de principio a fin, este retorcido thriller es una interesante mezcla de policial y film de psicópata con toques decididamente fuertes y una vuelta de tuerca romántica realmente insospechada, aunque tan poco edulcorada como todo el crudísimo conjunto.

La película comienza con el debut de una mujer policía en un precinto que lidia con los crímenes típicos de los barrios bajos, pero no preparado para el macabro hallazgo de una mujer embarazada muerta de manera espantosa y con tres letras la «w» la letra delta griega y una «z» tajeada en el vientre. El hallazgo viene acompañado del posterior cadáver de su novio vendedor de drogas y cafisho, ahorcado por mano propia luego de haber sufrido las peores torturas concebibles.

La mujer policía observa azorada que sus colegas festejan alborozados la muerte de este último delincuente e incluso escucha cómo su hosco compañero confiesa que él mismo podría haber liquidado semejante escoria. Pero los cadáveres siguen llegando, y las pistas apuntan a una antigua víctima de una sesión de horripilantes torturas y violación en un caso que ocupó al mismo destacamento, que no pudo encerrar a los maleantes que ahora son asesinados debido a una serie de malos procedimientos casi hechos a propósito.

Las motivaciones, los métodos y la justificación de quien hace semejantes cosas vuelve todo el asunto sumamente retorcido y y hay una doble vuelta de tuerca en la inclusion de uno de los policias entre las nuevas víctimas de ese ser implacable.

Con muy buenas actuaciones (especialmente del policía Stellan Skarsgard y una desquiciada Selma Blair) «WaZ» es un sólido thriller que resiste lo complicado de la trama con un buen ritmo e imágenes tan ominosas como el tema que describen.

D.C.

Dejá tu comentario