"Investigando falsificaciones de Borges inventé un policial"

Espectáculos

El próximo lunes, 6 de marzo, a las 18.30 se inaugurará la muestra «Borges, imágenes y manuscritos» en el Espacio Multiarte de la Sindicatura General de la Nación ( SIGEN), Reconquista y Corrientes, que reúne materiales poco conocidos del gran escritor argentino. La exposición ha sido organizada por la Asociación Borgesiana de Buenos Aires, que preside Alejandro Vaccaro. Dialogamos con Alejandro Vaccaro sobre esta muestra, que luego entrará en gira internacional, comenzando por Madrid, Ginebra, la Biblioteca de Alejandría en Egipto.

Periodista: ¿Por qué una nueva exposición dedicada a Borges?

Alejandro Vaccaro: El 14 de junio se cumplen 20 años de la muerte de Borges buscamos realizar una exposición de características únicas. Por primera vez se van a mostrar unos 80 manuscritos. Cartas, poemas, textos, esquelas, tarjetas postales y fotos. Hay cartas de Leonor Acevedo, madre de Borges, muy interesantes donde opina sobre la modestia de su hijo o donde ella tan antiperonista escribe sobre el peronismo. Hay textos de Macedonio Fernández corregidos por Borges. Habrá 16 vitrinas, y cada una corresponderá a un módulo temático.

P.: ¿Cómo están organizados esos módulos?

A.V.: El primero es « Antepasados» hay, por ejemplo, una carta de Jacinta Haedo de Suárez, bisabuela de Borges, que le envía a Urquiza en 1852, después de la muerte de su esposo el Coronel Suárez, donde dice: «los hijos de éste benemérito jefe piden para comer». El segundo módulo, «Jorge Guillermo Borges», está dedicado al padre del escritor, y estará su traducción de las Rubaiyatas de Omar Khayyan y el libro con la traducciónde Fitzgerald que él utilizó, donde hay hojas manuscritas. En los módulos tres y cuatro exponemos cartas de Leonor Acevedo donde cuenta aspectos de la vida de su hijo. Hay postales de principios del siglo pasado enviadas por los Borges desde Ginebra, Lisboa, Italia, Alemania. Luego, un espacio dedicado a la hermana del escritor. Norah tenía la costumbre de copiar en un cuaderno los textos que su hermano publicaba en los años 20, como los poemas ultraístas de Borges «Mañana», «Trinchera», «Prisma», y «La nadería de la personalidad», uno de los primeros textos donde Borges aborda la temática filosófica.

P.: Luego dedican un vitrina a Macedonio Fernández.

A.V.: Donde se podrá ver por primera vez «De la identidad de las personas», la tesis doctoral de Macedonio que le sirvió para recibirse de abogado en 1898. Otras vitrinas estarán dedicadas a los Güiraldes y su relación con los Borges, ea Bioy Casares, Mujica Láinez, Mallea, Jorge Guillén, Victoria Ocampo, Oliverio Girondo, Juan Ramón Jiménez, Melián Lafinur, con cartas que pertenecieron a la familia Borges.

P.: ¿Y que exponen del autor del «El Aleph»?

A.V.: Mucho. El manuscritodel poema «Patrias» y los de los poemas «Estandarte» y «Aterrizaje» que están inéditos. Hay un poema del año 1918, que fue corregido en el 19, y luego en el 28, donde se puede observar como trabajaba su obra.

P.: ¿Por qué aún permanecen inéditos esos poemas de Borges?

A.V.: Los derechos de la obra pertenecen a la heredera testamentaria, y si no decide publicarlos yo no lo puedo hacer.

P.: ¿Qué otros textos de Borges habrá?

A.V.: Hay cartas a amigos, dedicatorias de libros interesantes porque también en eso era muy creativo. Por ejemplo, escribe: «Al gran amigo Macedonio Fernández poeta de la ardiente razón. Georgie». Ese «poeta de la ardiente razón» es muy iluminador en muchos aspectos. Por último, se mostrará una miscelanea con documentos que Borges fue firmando a lo largo de los años. Contratos de edición, tarjetas de la SADE cuando fue presidente, textos de la revista «Sur» corregidos por él, que tenía pánico a las erratas. Esto es lo que va a estar en los 16 módulos, rodeado de imágenes poca veces vistas de Borges. Una, por ejemplo, muy simpática, muy poco conocida, de la década del '50, donde está sentado en un sillón sonriendo. SWerá una oportunidad, a la vez, única porque éstas cosas siempre están guardadas y bajo siete llaves, por razones obvias de seguridad, por su alto valor cultural y económico.

P.: ¿En qué precio están hoy los manuscritos de Borges?

A.V.: Por «El sur», el último cuento de Borges que se remató en París y que compró una fundación suiza, se pagaron 200 mil dólares. Borges es el único escritor argentino con cotización internacional. Es nuestro ícono cultural en el mundo.

P.: En lo personal, ¿qué pasa con la biografía de Borges en la que viene trabajando hace años?

A.V.: Sale en mayo. Va a ser una gran obra, no es una calificación, sólo que será un libro de casi mil páginas donde va a estar detallada toda la vida de Borges. Pero antes, el mes que viene, sale mi libro «El manuscrito Borges».

P.: ¿Un ensayo sobre un textodel escritor?

A.V.: No, es una novela policial donde abordo temas que tienen que ver con las falsificaciones de sus manuscritos que han estado apareciendo. Algún pícaro comenzó a lucrar imitando la letra de Borges y se ha dedicado, por ejemplo, a inventar dedicatorias infames. Hay un libro dedicado a Alicia Jurado firmado en 1942. Borges la conoció en 1953. Es decir que se lo dedicó 11 años antes de conocerla, (ríe) era un hombre visionario sin duda. Toda esa investigación que realicé se me ocurrió volcarla en una novela policial.

P.: ¿Un detective que investiga esas falsificaciones?

A.V.: No. Hay un crimen vinculado al robo de primeras ediciones de Borges, que quien lo comete necesita para falsificarlas. Dejé al lector la posibilidad de que elija quien es el asesino.

Entrevista de Máximo Soto

Dejá tu comentario