5 de diciembre 2007 - 00:00

"La última hora"

Leonardo DiCaprio, productor y narrador de «The 11th Hour», título menos condenatorioque «La última hora» porque al menos nos deja un poquito de tiempo para cambiar algunoshábitos y corregir el rumbo en que estamos.
Leonardo DiCaprio, productor y narrador de «The 11th Hour», título menos condenatorio que «La última hora» porque al menos nos deja un poquito de tiempo para cambiar algunos hábitos y corregir el rumbo en que estamos.
«La última hora» (The 11th. Hour, EE.UU., 2007, habl. en inglés). Dir.: L. Conners Petersen y N. Conners. Documental.

He aquí un documental ecologista narrado y coproducido por Leonardo DiCaprio, que retoma el alerta de «La verdad incómoda» para explicar, a través de diversos científicos, una verdad todavía más incómoda. Quizá nuestro planeta llegue a ser como Venus, con 250º de temperatura y lluvias de ácido sulfúrico. Quizá sufra un proceso como el que ya pasó hacia el final del Período Pérmico, con sequías y volcanes a lo loco destruyendo multitud de especies vivas. En todo caso, según dice uno de los científicos consultados en este film, «La Tierra se regenerará. Porque la Tierra tiene todo el tiempo del mundo. Nosotros no».

De ahí el título original, que no es el condenatorio «La última hora», sino «The 11th. Hour», lo cual nos deja un poquito de tiempo para cambiar algunos hábitos y corregir el rumbo en que estamos. Bien decía el maestro Almafuerte en el primero de sus Cinco Sonetos Medicinales, «Todos los incurables tienen cura, / cinco segundos antes de la muerte» (no cinco minutos, como recitó Ricardo Balbín el 23 de marzo de 1976, para darle ánimo a la entonces presidenta, pero esa es otra historia, aunque nuestro espíritu de autodestrucción y dejadez siga siendo el mismo).

La película hace algunas propuestas sobre tecnologías limpias, combustibles biodegradables, retorno a los hábitos de frugalidad y luz solar, etc., bastante interesantes. El problema es que esa parte ocupa apenas un tercio de la exposición, y llega cuando los espectadores ya están cansados. Los dos tercios previos se pierden en alertas y admoniciones a cargo de decenas de científicos mirando a cámara y hablando como predicadores acerca de una verdad científica negada por los petrobushistas.

«Mi sensación es que esto del recalentamiento global podría ser el mayor engaño contra el pueblo de los EE.UU.», expresa enérgicamente un senador republicano desde el archivo de un noticiero televisivo. «Katrina es solo el prólogo», define un experto. Y DiCaprio menciona un tiempo en que el propio Richard Nixon firmaba leyes de mejora ambiental.

Acá todo esto es cosa sabida. Más interesantees cuando un ex director de la CIA menciona el endeudamiento del país por importación de petróleo («toda nuestra economía está subsidiada») y un técnico calcula los billones diarios que costaría reponer el agua y el oxígeno que las plantas reponen gratuitamente. «El problema es que las corporaciones entienden la naturaleza como propiedad. Para ellas la naturaleza no tiene derechos». Más adelante, otro explica «El problema es nuestra forma de pensar. Los jóvenes pueden identificar hasta mil logos comerciales, pero no saben nombrar diez árboles». Y un tercero cita al líder conservador Winston Churchill: «Estados Unidos siempre hace lo correcto. Pero sólo después de agotar todas las demás posibilidades».

En síntesis, muchas frases remarcables, muchos pensadores respetables, como Kenny Ausubel, propulsor de los bioneers, pero también demasiada información ya conocida y asimilada, y poco espacio para el análisis de las soluciones, que es lo que más importa. Autoras, las hermanas Leila y Nadia Conners, ambientalistas desde niñas, cuando le reclamaron al intendente de Los Angeles que plante árboles en una plaza de cemento (y ya que estamos, ¿querrá alguien estrenar el espantoso, apabullante, preciso y fascinante documental del austríaco Hubert Sauper «La pesadilla de Darwin»? ¿o editar «Océano», del pionero Folco Quilici, 1971, o los «quatsi» de Godfrey Regio, casualmente nativo de Nueva Orleans?).

P.S.

Dejá tu comentario

Te puede interesar