Máxima Zorreguieta, enferma de un riñón en China

Espectáculos

El rey de Holanda, Guillermo Alejandro, fue recibida por el presidente chino, Xi Jinping, en una ceremonia de bienvenida a la que no pudo acudir su esposa, la reina Máxima, aquejada de una infección de riñón, y tras la cual los dos países firmaron una quincena de acuerdos.

El monarca, que se había reunido previamente con el primer ministro chino, Li Keqiang, se entrevistó con Xi en la sede del Legislativo, el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, para comenzar oficialmente su viaje de Estado.

Al encuentro no pudo acompañarle la reina Máxima debido a que, según un comunicado de la Casa Real holandesa, pasó el fin de semana con fiebre y tuvo que ser hoy atendida por un médico, quien le diagnosticó una infección de riñón y le recetó medicamentos.

La dolencia alejará a la reina de algunos eventos programados esta semana para ambos, aunque fuentes de la Casa Real apuntaron que se espera que sí acuda esta noche a la cena de gala ofrecida por el presidente Xi y su esposa, Peng Liyuan.

En la que supone la primera visita como rey de Guillermo Alejandro a China, el monarca presenció con Xi la firma de una quincena de acuerdos entre sendos gobiernos y empresas de ambos países, entre ellos en las áreas de comercio, salud, tecnología aeroespacial, coproducción cinematográfica o medio ambiente.

También acordaron que China ceda a Holanda algunos de los pandas gigantes que cuida en reservas del suroeste del país con fines científicos, y siempre bajo el requisito de ser devueltos a la potencia asiática.

El director del departamento de Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Liu Haixing, dijo tras la firma de los acuerdos a algunos medios, entre ellos Efe, que China espera que la visita sirva no sólo para fortalecer áreas de cooperación tradicional, como la agricultura o el transporte, sino para impulsar nuevas.

Liu confío en que cuando los Países Bajos ocupen la presidencia del Consejo de la Unión Europea la primera mitad de 2016 ayuden a China a consolidar ciertos proyectos de inversión y de promoción de su iniciativa de infraestructuras de la llamada Nueva Ruta de la Seda.

La visita de los monarcas holandeses concluirá el viernes, y antes viajarán también a Shanghái y Hangzhou, donde visitarán la sede del gigante de comercio electrónico Alibaba y se reunirán con su fundador, Jack Ma, con quien la reina mantiene cierta amistad.

Dejá tu comentario