Museos resisten entregar dos Picasso

Espectáculos

Nueva York (DPA) - Dos prestigiosos museos de Nueva York se niegan a entregar dos cuadros de Picasso al historiador alemán Julius H. Scheops, que como sobrino segundo del antiguo dueño de las obras, que supuestamente las vendió bajo presión de los nazis, reivindica su derecho a la posesión, según informó «The New York Times».

El Museum of Modern Art (MoMA) y el Guggenheim Museum demandaron el viernes ante un tribunal de Nueva York ser reconocidos como los dueños legítimos de los cuadros. Según informa el diario, Schoeps afirma que su tío segundo tuvo que vender los cuadros por presión de los nacionalsocialistas, con lo cual la transacción, según Schoeps, no sería válida.

Los museos destacaron en una declaración común que los cuadros tenían una historia que no presentaba ningún problema: «No hay absolutamente ningún indicio de que los cuadros hayan sido vendidos bajo presión».

El centro de la disputa son dos cuadros de la época temprana del pintor español: «Joven con caballo» (1906) y «El molino de Galette» (1900), que pertenecían a la amplia colección de obras de arte del banquero judío Paul von Mendelssohn-Bartholdy, de Berlín, que en 1934 los vendió al coleccionista Justin K. Thannahauser.

El «Joven con caballo» fue donado en 1964 por un dueño posterior al MoMA. Y el propio Tannhauser legó el «Molino» al Museo Guggenheim. Schoeps, sobrino segundo de Mendelssohn-Bartholdy, exigía a través de sus abogados en una carta del 1 de noviembre que los cuadros le fueran entregados, según informó el «New York Times».

Esto fue lo que provocó que ambos museos quisieran aclarar la legitimidad de su posesión de manera legal. Ya el año pasado había habido otra disputa generada por Schoeps en torno a un cuadro de Picasso. En ese entonces, la casa de subastas Christie's, ante un reclamo inminente del «Retrato de Angel Fernández de Soto» (1903), valuado en entre 50 y 60 millones de dólares, suspendió provisoriamente la subasta de la obra.

Según el «New York Times», un juez federal de Estados Unidos denegó la demanda de Schoeps, argumentando que el historiador no vela por la herencia de su tío segundo de manera legítima.

Dejá tu comentario