Show business

Espectáculos

SIR KINGSLEY DE DISCULPA

El actor Ben Kingsley, cuyo papel más famoso es el de Gandhi, que le dio un Oscar, se vio obligado a disculparse por la inclusión del título de Sir en la publicidad de su nueva película «Lucky Number Slevin». Kingsley, de 62 años y origen indio, había sido duramente criticado por algunos de sus colegas, entre ellos el ex agente 007 Roger Moore, que es también Sir, por su supuesta vanidad al insistir en el título, que le fue otorgado en 2001. El actor culpó de la mención a la productora y aclaró que él no había insistido en la inclusión del título, aunque agregó que se sentía muy orgulloso del mismo, según explicó al dominical «The Sunday Telegraph». Kingsley, que firma sus mensajes electrónicos con las iniciales SBK, es decir incluyendo el Sir, dijo que es «una broma» a la vez que se disculpó de haber insistido alguna vez a sus colegas en el set para que lo llamasen por su título en lugar de simplemente Ben. Sir Ben explicó al periódico que el orgullo que siente por el título que le ha otorgado la Reina de Inglaterra tiene que ver con su pasado y las humillaciones de tipo racista sufridas a lo largo de su carrera.

RECUERDOS DE MACLAINE

Con una carrera actualmente en su sexta década, diez libros que han sido best-sellers y una reputación como una de las inteligencias más agudas de Hollywood, Shirley MacLaine se ha ganado su status de ícono. Pero a los 71 años, la hermana mayor de Warren Beatty se ha convertido además en una actriz sorprendentemente solicitada en Hollywood. «Si necesitan una abuela: llamen por favor», bromea. «Creo que Hollywood está cometiendo un gran error al no hacer películas para personas mayores de 50 años. Los jóvenes son volubles. Ellos se quedarán en sus casas y jugarán a los video juegos o saldrán e irán a una fiesta en lugar de ir al cine regularmente, a menos que estén saliendo con alguien», dijo en una reciente entrevista. En ella, también recordó que anduvo con el «Rat Pack» (el llamado Clan Sinatra), que debutó en una película dirigida por Alfred Hitchcock y que se equivocó al no aceptar protagonizar «Alicia ya no vive aquí» a las órdenes de Martin Scorsese (papel por el que Ellen Burstyn ganó un Oscar). Pero también dijo que lo que nunca hizo fue acostarse con alguien para conseguir un trabajo. «Nunca recibí una propuesta de parte de un director de casting en mi vida. Pensé que algo estaba mal conmigo. Los hombres siempre saben si te vas a reir de ellos, lo que yo haría si me propusieran algo así», remató.

FORD, EL RENEGADO

A los 63 años y con la expectativa de filmar en 2007 la cuarta parte de «Indiana Jones», Harrison Ford reniega de la fama de héroe adquirida en el cine como protagonista de películas de acción y asegura que prefiere interpretar personajes más comunes en una entrevista que publicó ayer el diario brasileño «O Globo». «No sé decir cuál es el perfil de los héroes de acción contemporáneos porque heroísmo es algo que no me preocupa», manifestó el actor. «No quiero interpretar héroes. Quiero explorar otros aspectos de la vida de los personajes para poder interpretarlos», añadió. Como prueba de su fase de «hombre común», explicó que en su más reciente largometraje, «Firewall», dirigido por el inglés Richard Loncraine, es «un padre de
familia con demasiadas obligaciones para disfrutar de tiempo libre con sus hijos». Sobre «Indiana Jones 4», aclaró que no evocará asuntos pasados de la historia y que usarán «toda la tecnología posible».

KATE MOSS SE COTIZA MEJOR

La carrera de la supermodelo británica Kate Moss vuelve a despegar con fuerza tras el tropezón sufrido a causa de su supuesto consumo de drogas, revelado por un diario británico. Según informó ayer «The Independent», que cita como fuente a su relaciones públicas, Moss, de 32 años, está en negociaciones con el grupo de moda estadounidense Calvin Klein para firmar un nuevo contrato que podría suponerle cerca de 2.6 millones de dólares de ingresos adicionales. De concretarse el acuerdo, los ingresos de la modelo llegarían a los 9 millones de libras anuales -unos 15.5 millones de dólares-, casi el doble de lo que ganaba antes de que fuera fotografiada aspirando cocaína. Los contratos perdidos entonces se han visto más que compensados por otros nuevos con Lonchamps, Bulgari y Virgin Mobile. Moss fue votada como la británica con más estilo por los lectores de la revista femenina «Grazia» y este mes aparece en la portada de « Vogue» y en páginas interiores en anuncios para Longchamp, Rimmel, Roberto Cavalli y Stella McCartney. Según el periódico, la modelo estudia asimismo la posibilidad de lanzar su propia gama de productos.

GUERRA LEGAL DE STELLA MCCARTNEY

La diseñadora Stella Mc-Cartney, hija del famoso ex Beatle Paul McCartney, está involucrada en una pelea legal por el reparto de los cerca de 50 millones de dólares recaudados en la subasta, el año pasado en Nueva York, de la colección de arte de su abuelo por vía materna, Lee Eastman. La batalla por la fortuna de Eastman, prestigioso abogado fallecido en 1991, la han entablado los tres hijos de su segunda esposa, Monique, que murió el año pasado, informó ayer el dominical británico «The Sunday Times». La colección de Lee Eastman, padre de la primera esposa de Paul McCartney y madre de Stella, Linda Eastman, incluía obras de algunas de las grandes figuras del arte del siglo XX como Picasso, Matisse, de Kooning, Rothko y Gioacometti. Los descendientes del segundo matrimonio de Lee Eastman argumentan que su madre creó la colección juntamente con el abogado, por lo que tienen derecho a parte del dinero obtenido en la subasta de Christie's. Los demandados son, además de Stella McCartney y los otros tres hijos de Linda Eastman, John Eastman, hijo y ejecutor del testamento del abogado, así como otros dos familiares.

Dejá tu comentario