Vuelven a decir que J. D. Salinger fue un "predador sexual"

Espectáculos

J. D. Salinger, el célebre autor de “The Catcher in the Rye” (“El cazador oculto”, traducida en España como “El guardián entre el centeno”), era “predador de adolescentes”, acusó la escritora Joyce Maynard, que fue compañera del escritor cuando era una joven. El documental de HBO “Allen contra Farrow”, que renovó las acusaciones contra el director de “Manhattan”, fue lo que impulsó a Maynard a hablar sobre el elusivo escritor estadounidense, que vivió y murió aislado, hace 11 años, en su casa de Cornish, New Hampshire. Maynard recordó los meses en que fue seducida por Salinger: ella tenía apenas 18 años y él era un escritor ya famoso de 53.

En un artículo en Vanity Fair, Maynard traza paralelos entre el caso Allen y su propia historia, denunciando que “nuestra cultura sigue destruyendo a las mujeres que osan contar la verdad sobre lo que sufrieron debido a hombres poderosos”. La mujer contó que, poco antes de cumplir 18 años, Salinger empezó a escribirle cartas que la indujeron a creer que la amaba como nadie la había amado en su vida. “Decía que era perfecta y brillante, era su alma gemela y viviríamos juntos por el resto de nuestros días. Yo dejé la universidad, abandoné una beca de estudios de Yale y la gira de promoción de mi primer libro. Me abandonó menos de un año después, con palabras de desprecio, dejándome en un estado de profunda vergüenza que duró décadas”.

Las declaraciones a Vanity Fair, así como el documental de HBO en el caso de las películas de Allen, creó una nueva clave de lectura de la obra de Salinger, cuya obsesión por las adolescentes se ocultaba a plena luz tanto en su biografía (matrimonios y relaciones con mujeres mucho más jóvenes que él) como en algunas obras. “Escribe de manera casta pero excitada sobre sus heroínas adolescentes, como Leah (“A Girl I Knew”), Barbara (“A Young Girl in 1941 With No Waist at All”), Phoebe Caulfield (“El cazador oculto”) o Esme’ (“Para Esme - con amor y sordidez), había anotado hace ya años The New Yorker. En el ensayo, titulado “Predadores con gusto por las adolescentes”, Maynard cuenta que se enteró con el correr de los años sobre decenas de mujeres que, como ella, habían recibido cartas de amor de Salinger cuando aún eran adolescentes.

“En un caso, escribía a una muchacha mientras yo estaba en la otra habitación pensando que él era el compañero de mi vida”. dice Maynard ya había hablado de su relación con Salinger en sus memorias “At Home in the World”, que se publicaron en 1998, y entonces había recibido ataques. “Una predadora”, había escrito entonces The New York Times, mientras el Washington Post la había definido como “increíblemente estúpida”. “El movimiento MeToo cambió muchas cosa pero todavía queda mucho por hacer”, escribió en su Facebook ahora. En 2014, el escritor Frederick Beigbeder publicó la novela “Oona & Salinger”, basada en la relación entre Oona O’Neill y Salinger. Ambos habían mantenido una relación cuando ella tenía 16 años y él 22, y dos años más tarde, al casarse Oona con Charles Chaplin (de 54 años), la reacción del futuro escritor fue violenta.

Dejá tu comentario