¿Qué diferencia hay entre pandemia y epidemia?

Información General

La diferencia entre la pandemia y la epidemia es el alcance de una nueva enfermedad. El coronavirus y la Gripe A fueron declaradas pandemia, luego de su propagación por varios países.

La diferencia entre la pandemia y la epidemia es el alcance de una nueva enfermedad.

La pandemia se produce cuando la enfermedad se extiende a través de varios países y continentes, traspasa todas las fronteras, supera el número de casos esperados y persiste en el tiempo. La peste bubónica y la viruela son ejemplos históricos de pandemia. También lo son el tabaquismo y el sida.

La epidemia es la existencia de un grupo de casos que presentan síntomas similares, superiores a la frecuencia normal, que afecta a un gran número de individuos que habitan una región determinada.

Según experto, "puede haber otra pandemia de gripe, pero Argentina está preparada"
Según los expertos, la Argentina está preparada para enfrentar una pandemia de coronvirus.

Según los expertos, la Argentina está preparada para enfrentar una pandemia de coronvirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente al coronavirus una pandemia, luego que el número de personas infectadas de COVID-19 en el mundo llegó a 118.554, de las cuales 4.281 fallecieron, en 110 países y territorios.

¿Qué es una pandemia?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se llama pandemia a la propagación mundial de una nueva enfermedad.

Se produce una pandemia de gripe cuando surge un nuevo virus gripal que se propaga por el mundo y la mayoría de las personas no tienen inmunidad contra él. Por lo común, los virus que han causado pandemias con anterioridad han provenido de virus gripales que infectan a los animales.

En algunos aspectos la gripe pandémica se parece a la estacional, pero en otros puede ser muy diferente. Por ejemplo, ambas pueden afectar a todos los grupos de edad y en la mayoría de los casos causan una afección que cede espontáneamente y va seguida de una recuperación completa sin tratamiento. Sin embargo, por lo general la mortalidad relacionada con la gripe estacional afecta sobre todo a los ancianos mientras que otros casos graves aquejan a personas que padecen una serie de enfermedades y trastornos subyacentes.

Por el contrario, los casos más graves o mortales de gripe pandémica se han observado en personas más jóvenes, tanto si estaban previamente sanas como si padecían enfermedades crónicas, y está gripe ha causado muchos más casos de neumonía vírica de lo que suele ocurrir con la gripe estacional.

Tanto en el caso de la gripe estacional como de la pandémica el número de personas que enferman gravemente puede variar. Aun así, la gravedad tiene a ser más frecuente en esta última debido en parte al número mucho mayor de personas que carecen de inmunidad frente al nuevo virus. Cuando se infecta una gran parte de la población, aun si es pequeño el porcentaje de los que padecen la enfermedad grave, el número total de casos graves puede ser muy elevado.

Tanto la gripe estacional como la pandémica alcanzan el punto máximo de actividad en la temporada gripal acostumbrada en una zona particular. (En las zonas de clima templado, por ejemplo, esto suele suceder en los meses de invierno.) Pero como se ha observado con la pandemia actual por virus H1N1, las pandemias pueden tener características epidemiológicas diferentes y puede haber grandes brotes en los meses de verano.

¿Qué es una epidemia?

Los desastres, naturales o provocados por el hombre, pueden agravar considerablemente el riesgo de epidemias, al igual que las condiciones de vida en los campamentos de refugiados superpoblados.

El resultado son a menudo brotes fulminantes, con altas tasas de letalidad. Por ejemplo, después de la crisis de Rwanda, en 1994, varios brotes de cólera causaron al menos 48.000 casos y 23.800 muertes en el intervalo de un mes en los campamentos de refugiados en Goma, en el Congo.

Aunque rara vez son tan mortíferos, los brotes siguen siendo un importante motivo de preocupación para la salud pública, pues causan grandes estragos sociales y económicos y se cobran numerosas vidas.

Sólo en 2001, la OMS y sus asociados de la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos participaron en la verificación de 41 brotes de cólera en 28 países.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario