Israel y la Yihad pactan una tregua endeble tras los enfrentamientos

Edición Impresa

Jerusalén - Israel y el grupo armado palestino Yihad Islámica iniciaron al cierre de esta edición una precaria tregua, después de tres días de hostilidades que costaron la vida a decenas de palestinos, incluidos niños, en ataques israelíes sobre la Franja de Gaza.

Hasta pocos minutos antes del inicio del alto el fuego, obtenido gracias a la mediación egipcia, el ejército israelí llevó a cabo ataques contra posiciones de la Yihad Islámica en el enclave palestino “en respuesta a los cohetes disparados” hacia el sur del territorio israelí, donde sonaron las sirenas de alerta.

El acuerdo negociado por Egipto, que entró en vigor a las 23.3 hora local, tenía como objetivo detener la violencia que ha dejado 44 palestinos muertos, incluidos 15 niños, y que constituye el peor enfrentamiento en Gaza desde una guerra de 11 días el año pasado.

El enviado de la ONU para Medio Oriente, Tor Wennesland, se felicitó en Twitter por el acuerdo, pero recordó que “la situación sigue siendo muy frágil”. “Insto a todas las partes a respetar el alto el fuego”.

Tanto la Yihad Islámica como Israel aceptaron la tregua, guardándose ambas partes el derecho de réplica en caso de futuras agresiones. “Si se viola el alto el fuego, el Estado de Israel se reserva el derecho de responder con firmeza”, señaló la oficina del primer ministro israelí, Yair Lapid, agradeciendo a Egipto “sus esfuerzos” para mediar. El pacto incluye “el compromiso de Egipto de actuar a favor de la liberación de dos prisioneros, (Basem) Al Saadi y (Khalil) Awawdeh”, afirmó en un comunicado Mohamed Al Hindi, jefe del brazo político de la Yihad Islámica. El ministerio de Salud de Gaza anunció que 17 personas más, entre ellas nueve niños, murieron por ataques israelíes. Desde el viernes, “44 palestinos cayeron como mártires, entre ellos 15 niños”, y “360 resultaron heridos”, según el último balance del ministerio del enclave que gobierna el grupo islamista Hamás.

En el terreno, la vida diaria en Gaza se ha paralizado y la única central eléctrica tuvo que cerrar el sábado por falta de combustible.

Dejá tu comentario