Economía

Mercado espera (simbólica) baja de inflación 2019: 40%

Si bien la merma es de solo 0,3 p.p., es la primera caída registrada en el indicador en lo que va del año. Para el componente "núcleo" se verificó un incremento de 1 p.p. al 41,5%. Analistas estiman tasa de Leliq en 55% y caída del PBI del 1,4%

Luego de varios meses, las expectativas de inflación para 2019 anotaron una, aunque ligera, baja con respecto a los meses anteriores, al ubicarse en 40% (-0,3 p.p. con respecto al último informe). Así lo indicó ayer el Banco Central, al dar a conocer el informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de junio, en el cual destacó que para los próximos doce meses, se espera que el costo de vida crezca 30%, 1 p.p. menos que en el último reporte. No obstante, para el caso de la inflación núcleo, se registró un alza de 1 p.p. al 41,5%.

p3-proyec.jpg

Desde la consultora ACM destacaron que “la discontinuidad en la corrección tarifaria hizo que los analistas del mercado ajustaran a la baja sus proyecciones, aunque sus expectativas de inflación para los próximos meses resultan todavía muy elevadas, y aún no se espera que los datos de inflación mensual perforen el 2,1% en lo que resta del año”. Para junio se espera un dato cercano al 2,6%, que mantendría una tendencia descendente hasta noviembre, de acuerdo a las estimaciones. Uno de los factores que podría jugar, en el corto plazo, a favor de la baja inflacionaria, es la apreciación que se está observando en el tipo de cambio, como se está observando actualmente, pero esto puede jugar en contra a futuro, a partir de un otro salto que genere un nuevo brote inflacionario.

Por otro lado, los participantes del REM bajaron sus proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria, estimando un 61,65% (-6,25 p.p.). Vale recordar que el organismo que conduce Guido Sandleris fijó una tasa mínima del 58% para este mes, a partir de la desaceleración de la inflación. Luego, se espera que la misma mantenga un sendero descendente hasta alcanzar el 55% en diciembre. En caso de que continúe el descenso de la tasa de inflación, se podría acelerar la velocidad de la baja en la tasa de política monetaria en los próximos meses. Por el lado del tipo de cambio, se espera un dólar promedio de $44,1 para julio, mientras que en diciembre alcanzaría los $50,2 (-$0,8), lo que implica una depreciación del 32,5% interanual del tipo de cambio. Esta cifra se ubicaría por debajo de la inflación acumulada, lo que significa una apreciación del tipo de cambio real.

Con respecto a la actividad económica, los analistas esperan una caída del 1,4% del PBI para este año, 0,1 p.p. por debajo al 1,5% estimado en mayo. A su vez, se redujeron las expectativas de variación trimestral desestacionalizada del PBI a precios constantes para el segundo trimestre, desde 1% a 0,7%, aunque se elevaron para el tercer trimestre a 0,5% (vs. el 0,4% anterior). Para el cuarto trimestre, en tanto, se espera un alza del 0,4%. Cabe destacar que una mejor evolución de la economía podría jugar a favor de una potencial reelección de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales de octubre.

En esta línea, ACM destacó que “si bien el mercado contempla una trayectoria descendente de las tasas de interés en los próximos meses, esta será mucho más lenta de lo que se creía meses atrás, en parte porque debe avanzarse con cierta cautela, dada la meta de la base monetaria, y en parte porque no se quiere volver a cometer los errores del pasado, donde una baja acelerada de la tasa de interés terminó implicando un salto en el tipo de cambio”. Por otro lado, “este nivel de tasas nominales implican tasas de interés reales superiores a un 35%, lo que dificulta la expansión de la actividad. Asimismo las expectativas inflacionarias parecen haber perdido dinámica de incremento, al menos en el corto plazo”, agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario