Gray: "Hay un sector de la oposición que no está a la altura de la situación"

Municipios

El mandatario local dispara contra la oposición; habla sobre el contexto actual de pandemia y repasa la gestión en su distrito: "Nos encontramos con un fenómeno nuevo: la asistencia a sectores medios", confiesa a Municipios.

“Sin la cuarentena estaríamos ante una catástrofe”. La frase pica pero, sobretodo, grafica su pensamiento. El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, considera que el aislamiento social, preventivo y obligatorio, a 110 días de la llegada del virus del covid-19 al país, es la herramienta que “nos permitió tomar las medidas necesarias para estar preparados. En lo que refiere a nuestro distrito nos permitió duplicar las camas y recibir una gran cantidad de insumas provenientes de China que nos otorgó la Provincia. Cuando uno ve la situación de otros países entiende que, en la comparativa, estas acciones, más allá de que no nos gusten, salvan vidas”, asegura el jefe comunal.

Periodista: ¿En qué situación particular se encuentra el municipio?

Fernando Gray: Estamos haciendo un esfuerzo importante. Iniciamos acciones concretas en el ámbito sanitario y en los temas sociales. Estos más de cien días nos sirvieron para poner en funcionamiento el Hospital Bicentenario y reequipar nuestro Hospital Municipal Santamarina. Además, pudimos lanzar el programa Detectar, un centro de control de contactos y diversas acciones en los barrios y en el centro del municipio con un gran acompañamiento de la Nación y de la Provincia.

P.: A la fecha, el distrito pasó la barrera de los mil casos locales. ¿Qué nivel de ocupación de camas tienen?

F.G.: En total tenemos 69 camas, estamos mejor en cantidad de camas UTI por habitante que CABA. Y hasta el momento, tenemos un 38 por ciento de ocupación. Está claro que si esto hubiese explotado en marzo, la situación sería distinta.

P.: ¿Cree que los resultados positivos de la cuarentena terminan atentando contra un sector que pide una apertura más urgente?

F.G.: Es que el problema es la pandemia. Y la cuarentena es necesaria para llevar adelante esta situación. No hay mucho más de cuarentena, testeo y control de contactos. Son las tres grandes acciones que se llevaron adelante en todos lados. E indefectiblemente seguimos esa dirección.

fernando grey.jpg
Fernando Gray.

Fernando Gray.

P.: La pandemia también golpeó de lleno en la economía. ¿La brecha entre aquellos que más tienen y los que menos quedó más expuesta en el distrito?

F.G.: Esteban Echeverría tiene 120 km cuadrados, cinco localidades, 80 barrios y 370 mil habitantes. La pandemia nos atravesó de manera transversal. No hay más o menos casos según la región. Desde lo social sí afectó a los sectores más desprotegidos, pero estamos dando una fuerte asistencia. Entregamos entre 2 mil y 4 mil módulos por día, la mayor asistencia que realizamos en los últimos años. Pero nos encontramos con un fenómeno nuevo: la asistencia a sectores medios. Gente que tiene su trabajo, su casa y su auto y que esta es la primera vez que, tristemente, tienen que ser asistida.

P.: Y en lo que refiere a la recaudación local, ¿cómo fue el impacto?

F.G.: Cayó más de un 50 por ciento, algo que le pasó a toros los municipios. Nosotros abríamos las cajas los sábados para los comerciantes que no podían pagar sus tasas en la semana, pero ahora no abrimos más porque nos resulta más oneroso abrir de lo que terminamos recaudando. La ayuda de Nación y de Provincia habla de un Estado presente. Tenemos que seguir trabajando en lo social y sanitario mientras vamos pensando en la economía a futuro. Pero hay que entender que nosotros nunca necesitamos ayuda y esta es la primera vez que nos pasa.

P.: La atención principal está puesta en lo sanitario. ¿Pero cómo es gobernar en pandemia? ¿Cuánto de aquello que se propuso quedó pospuesto?

F.G.: Hay frentes actuales y muy diversos. Lo educativo es un gran desafío. Las escuelas públicas se convirtieron en centros de asistencia y los docentes quedaron al frente del reparto de viandas cuando su función es la educación. Nos pasó que todos asumimos cuestiones que nos parecían lejanas. Hoy el distrito cuenta con una fábrica de alcohol en gel para abaratar un 40 por ciento los costos. Incluso tuvimos que comprar producciones de frutas y verduras a los productores para también abaratar y darle una dieta más variada a los vecinos. O poner a directores o subsecretarios a controlar la temperatura en los accesos al distrito como medida preventiva. Como personal de excepción nos ponemos al frente y estamos en la calle. Lástima que no sucede lo mismo desde otros sectores.

P.: ¿Se refiere a los bancos?

F.G.: Sí. Tenemos 18 bancos en el área central para los niveles medios y medio altos, pero las localidades periféricas, las que más ayuda necesitan, como El Jagüel o 9 de Abril, que no tienen bancos ni cajeros. Y eso significa personas que tienen que tomarse un colectivo para hacer 100 metros de cola y a veces esperar dos horas. Es por esto que envié notas a las dos principales asociaciones de bancos.

P.: ¿Qué le respondieron?

F.G.: Que no pueden poner más cajeros por la alta presión tributaria que tienen en nuestro país y principalmente en los municipios. Decir eso significa que porque pagan impuestos no pueden poner cajeros. Es inadmisible. Los bancos en nuestro municipio no tienen coronita. Pagan la misma tasa que pagan hace 100 años todas las empresas e industrias en los municipios bonaerenses. Lo que los bancos tienen que reconocer es que no ponen los cajeros porque no son rentables. En este momento los bancos tienen que estar a la altura, arremangarse y ponerse a la orden el conflicto con diez cajeros en cada distrito por lo menos mientras dura la pandemia y así aliviar a miles de argentinos que sufren. Me extraña que no puedan tener responsabilidad social ni sensibilidad.

P.: Lo llevo de nuevo a la situación económica actual. Hace poco el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, aseguró que “para fines de agosto vamos a estar en una situación como la de 2001”. ¿Qué opina al respecto?

F.G.: Podemos tener situaciones sociales complejas, pero si no estamos peor es por las medidas que tomó el presidente. Esta situación es totalmente distinta a la de 2001. En esa época no había contención social y había 20 mil planes trabajar para millones de argentinos. Hoy hay asignación universal, tarjeta alimentar, ayuda al comercio. Estamos ante una crisis grave pero esto no va a ser 2001 porque la presencia del Estado de hoy no es la que había entonces.

P.: ¿Cómo analiza rol de la oposición durante esta pandemia?

F.G.: Por un lado está la oposición que gobierna, que está al pie del cañón. Trabajamos juntos a diario con intendentes de otro signo político y coordinamos más allá de nuestra pertenencia partidaria, y lo digo como vicepresidente del PJ provincial. Veo que hay dirigentes que tienen cargos políticos que no están a la altura. Lo digo por (Patricia) Bullrich, que hace declaraciones incendiarias tratando de poner obstáculos o (Alfredo) Cornejo que quiere imponer conflictos donde no los hay. Es una constante. Me pasó con la presidenta del PRO, que alentaba movilizaciones de comerciantes locales en el medio de la pandemia. Y lo tengo documentado. Es muy grave. Y no se puede permitir porque es la crisis más importante de los últimos 100 años. Hay que dejar de lado la politiquería.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario