Cuándo rige el restablecimiento de exenciones para el Impuesto a las Ganancias

Opiniones

La ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva restableció las exenciones que se aplicaban en el impuesto a las Ganancias hasta el año 2017, inclusive, respecto de ciertas operaciones financieras.

La Ley 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva restableció las exenciones que se aplicaban en el impuesto a las ganancias hasta el año 2017, inclusive, respecto de ciertas operaciones financieras.

En concreto, con la ley apuntada vuelven a estar exentos: 1) intereses provenientes de depósitos a plazo fijo en moneda nacional; 2) intereses y resultados de enajenación de títulos públicos del país (nacionales, provinciales y de la CABA); 3) intereses y resultados de enajenación de obligaciones negociables del país; 4) intereses y resultados de enajenación de valores representativos de deuda y certificados de participación de fideicomisos financieros del país, cuando los referidos títulos sean colocados por oferta pública.

Lo concreto es que se ha generado cierta incertidumbre sobre la vigencia de la repristinación de dichas exenciones. Principalmente, por cuanto el artículo 33 de la Ley 27.541 no contiene una vigencia en particular para este tema.

Correspondería entonces aplicar la vigencia general de la norma, que según el art. 87 es “…a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial…”, lo cual ocurrió el día 23/12/2019.

¿Debe entonces interpretarse que las exenciones “resucitan” y tienen efecto únicamente desde el 23 de diciembre pasado? Por ejemplo, ¿que todos los intereses cobrados entre el 01/01/2019 y el 22/12/2019 estarán sujetos a impuesto?

Mi interpretación es que ello no es así, el restablecimiento de las exenciones rige para todo el período fiscal 2019.

La Administración Federal (AFIP) se ha expedido al respecto en su espacio “ABC - Consultas y Respuestas Frecuentes”, bajo el ID ID 25310502. La publicación tiene fecha del 21/4 y manifiesta que deberá aplicarse la vigencia general de la Ley.

No obstante, luego agrega que, en concordancia con lo previsto en el art. 5º del Código Civil y Comercial. “las leyes rigen después del octavo día de su publicación oficial, o desde el.dia que ellas determinen”. Finalmente, concluye la respuesta que “…como la ley 27541 dice que entra a regir desde el día de su publicación en el BO, la misma rige desde el 23/12/2019”.

Lo que la respuesta del Fisco Nacional omite es considerar que se trata de una modificación a un hecho imponible vigente, que se liquida en el marco de un impuesto de ejercicio. Bajo este entendimiento, la modificación de un hecho imponible cuando no ha finalizado el período fiscal produce efectos durante todo el año. Justamente, a esto se lo llama “retroactividad impropia” del gravamen.

La Corte Suprema de Justicia lo ha dicho en el caso “Sambrizzi”, por ejemplo, al señalar que “…sólo existe retroactividad si el hecho imponible, incluida su dimensión temporal, ha tenido íntegra realización antes de entrar en vigor la ley que lo convierte en imponible, lo cual, como se ha visto, no ha ocurrido en autos”. Merece destacarse que aquí se estaba creando un nuevo hecho imponible a los plazos fijos, entonces, la creación del impuesto sobre plazos fijos ya iniciados al momento de dictarse la norma, para el Máximo Tribunal no implicaba retroactividad.

La repristinación de las exenciones que trae la Ley 27.541 no implica la creación de nuevos hechos imponibles, sino todo lo contrario, es decir, la neutralización de la imposición sobre hechos ya existentes.

A mayor abundamiento, no puede interpretarse una norma asumiendo un error del legislador en su redacción, pues, como ha resuelto la jurisprudencia, el legislador es infalible.

Es decir, no sería aceptable interpretar que el Congreso Nacional, al emitir el acto legislativo, haya pasado por alto que el efecto de las exenciones sería para todo el ejercicio 2019. Es que el Congreso no pudo haber ignorado que por tratarse de un impuesto de ejercicio, tiene la particularidad de transformar negocios anteriores (por ejemplo, intereses cobrados de títulos públicos nacionales o enajenaciones de los mismos) en hechos imponibles recién en el mes de diciembre. Al finalizar el año recién se consolidará la ganancia gravada, que es el hecho imponible alcanzado.

Por todo lo expuesto anteriormente, corresponde interpretar que el efecto de las exenciones que se reinstauran con el art. 33 de la Ley 27.541 es para todo el período fiscal 2019.

(*) Socio – Lisicki, Litvin y Asoc.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario