Sabino Vaca Narvaja: "China es nuestro principal financista"

Política

El flamante embajador remarcó que el país "es uno de los que más inversión" recibió del gigante con un 40% total. Además aseguró que el presidente Alberto Fernández "generó mucha empatía con Xi Jinping".

El flamante embajador en China, Sabino Vaca Narvaja, afirmó que el país asiático "es el principal financista" en Argentina con presencia en diversas compañías bancarias y adelantó que el Gobierno "está estudiando el relanzamiento" de proyectos de infraestructura con inversión del gigante que fueron iniciados en el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

"Es nuestro principal financista, con presencia de bancos como el ICBC, CDB, EximBank, Bank of China y, más reciente, el ingreso de Argentina al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII)", subrayó el emisario y agregó que también "es el principal inversor en obras ferroviarias, como el Belgrano Cargas y el Roca, o las represas del sur, la principal inversión hidroeléctrica en la región".

Vaca Narvaja afirmó que Argentina está frente a "un desafío en lo comercial" que se debe focalizar en "ir ganando valor agregado en las exportaciones" debido a que China es el "segundo socio comercial".

En ese sentido, fundamentó: "Mantenemos un intercambio comercial, con alrededor de u$s16 mil millones con un déficit comercial que fluctúa entre los u$s5.000 y 6.000 millones. El año pasado, incluso en pandemia, cuando por cuatro meses consecutivos China pasó a ser nuestro primer socio comercial superando a Brasil".

"El déficit comercial es producto de que exportamos productos agropecuarios concentrados en porotos de soja y carne bovina e importamos productos manufacturados", señaló.

El funcionario que reemplazó a Luis Kreckler, desplazado a fines de diciembre al presentar demorar en la negociación con las vacunas del laboratorio Sinopharm, insistió que en toda la región el país fue el más beneficiado por la inversión proveniente de China al punto de representar "alrededor del 40%" del total.

"La clave está en apalancar nuestros vectores de desarrollo. Necesitamos mucha inversión en infraestructura para crecer en energía, desde generación hasta líneas de transmisión, más energía nuclear, energía eólica, hidroeléctricas, hidrocarburos, gasoductos. Además, Argentina tiene mucho potencial en minería", enfatizó.

Sobre la actividad minera, analizó que si a las exportaciones se le suma valor agregado, como el litio, se industrializarían los minerales, lo que provocaría "el avance de un desarrollo estratégico" debido a que el territorio nacional cuenta "con unas de las mejores reservas de litio y con una capacidad instalada automotriz que rápidamente podría reconvertirse".

Asimismo, anticipó que el Gobierno posee "muchos proyectos que se están retomando" y que "fueron iniciados en la última gestión de Cristina Fernández de Kirchner y luego quedaron en pausa, por distintas razones".

"Se está estudiando el relanzamiento pero también se están incorporando nuevos, con una perspectiva federal", aseveró y puntualizó que hay interés chino en el gasoducto Vaca Muerta-Brasil.

"El proyecto busca acceder a nuevos mercados para exportar el potencial del shale-gas y además optimizar el sistema de transporte", apuntó.

A su vez, contó, que "también se está gestionando el proyecto de la IV central nuclear con tecnología Hualong, una de las mas avanzadas del mundo".

"Esta obra nos permite continuar diversificando la matriz de generación de energía y generaría alrededor 7 mil puestos de trabajos en forma directa. También nos consolida como un actor de referencia en la región en materia nuclear, continuando con los lineamientos estratégicos en este sector".

Consultado sobre la relación entre Alberto Fernández y su par Xi Jinping, afirmó que el argentino "generó mucha empatía" en el chino debido a que "fue uno de los primeros países en solidarizarse con la situación que se vivía en Wuhan".

Vaca Narvaja recordó que Fernández envió la misiva persona "en un momento difícil para China" y esa clase de gestos "marcan a fuego las relaciones internacionales".

Posteriormente, ambos jefes de Estado intercambiaron cinco cartas más y "una comunicación telefónica en la que el presidente chino lo invitó a realizar una visita de Estado".

"La coordinación ante la pandemia fue clave para mantener la robustez de nuestro sistema sanitario. Si sumamos los 42 vuelos -35 vuelos vía Shanghai y 7 vuelos vía Guangzhou- más los 5 barcos estamos cerca de las 1500 toneladas de insumos médicos: respiradores, barbijos, trajes de protección, antiparras, guantes", sintetizó en diálogo con Télam.

Dejá tu comentario