Larreta se prepara para reabrir tras cuarentena y refuerza testeo

Política

El Gobierno porteño asegura que mantendrá estrategia conjunta. Anuncian 30 mil pruebas al personal de Seguridad y recurren a Comité de Bioética por camas.

Otra vez la polémica entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires acerca de cuál de los distritos está mejor con respecto a la pandemia, provocó aclaraciones, mientras Horacio Rodríguez Larreta prepara el territorio para una eventual flexibilización del aislamiento. Es decir, el Gobierno porteño comenzó a explicar cómo analizará esa reapertura al mismo tiempo que maneja que alcancen las camas para terapia intensiva. Mientras, Axel Kicillof intentó, una vez más, restarle crédito a la pelea entre distritos. En el medio, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, insistió con considerar el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) como geografía compartida y avaló a su par bonaerense, Daniel Gollán.

“No hay grieta con Horacio Rodríguez Larreta. La Ciudad y la Provincia de Buenos Aires luchan contra el mismo virus y en el mismo lugar”, dijo ayer Kicillof y que “el problema que tenemos es muy parecido” Ante la TV, el gobernador confió que habló con el jefe porteño el martes “y quedamos en hacer una evaluación conjunta más adelante. Hay opiniones diversas porque pueden haber realidades distintas, pero hay que buscar un equilibrio”.

Aclaró luego que “esta cuarentena no la forcé yo, como dicen algunos que doblegué a Larreta. Lo veníamos hablando entre los dos porque iba a ser de cajón el cierre. Seguramente en los próximos días nos sentaremos a dialogar, cada uno con su mirada porque si opináramos igual no nos reuniríamos, y analizaremos los pasos a seguir”.

En el mismo sentido, la Ciudad ya prepara los protocolos necesarios para una posible apertura, si los guarismos que manifiestan la dinámica de la epidemia le son favorables. Arriesgaría Larreta plantear una apertura distinta a la del conurbano, algo que en definitiva ya ocurrió con el consenso de Nación y Provincia. La apertura que planifica el Gobierno de la Ciudad no sería muy diferente a la que encaró en mayo pasado, habilitando el funcionamiento de locales de ventas no esenciales progresivamente y solo en algunas actividades.

Quirós dijo ayer en una conferencia de prensa que no hay fechas definidas para un regreso a la actividad comercial, educativa y recreativa y que el Gobierno porteño quiere “que todo el mundo tenga claridad y que sepa cómo debe hacer, que sea previsible lo que va a venir y, por eso, estamos trabajando en protocolos de todas las actividades, pero el protocolo no define fechas, eso se decidirá por la situación epidemiológica”. Aludió así a “preparar” el terreno para que se posible una flexibilización que no detone en el sistema de salud por la suba de contagios si no se respetan las normas preventivas. De todos modos, el especialista dijo que para evaluar la curva de contagios “faltan entre 5 y 7 días más”.

El ministro, acerca de una posible saturación de las camas para terapia intensiva, explicó que “en el tema de la asignación de recursos estamos acompañando al Ministerio de Salud, que creó un comité de bioética sumamente respetable y vamos a acompañar lo que ellos propongan”. Dijo que “estamos trabajando en otro componente, el de la ética del cuidado, sobre todo con los pacientes que están graves y muy graves, que es muy doloroso porque están muy aislados y no se pueden comunicar con la familia”.

A la vez, Quirós habló sobre los dichos de Gollán, sobre que una flexibilización en el AMBA generaría contagios en Rosario o Córdoba. El ministro porteño explicó que “eso se debe a que es la zona de mayor contagios y que están muy vinculados por la logística” y que “es absolutamente razonable lo que está diciendo”.

Además aseguró que la Ciudad mantiene una “permanente comunicación” con la Provincia de Buenos Aires y Nación porque “el AMBA es un conglomerado interdependiente, necesita una mirada estratégica y coordinada mas allá de las opiniones de los funcionarios”.

Ayer, el Ministerio de Seguridad y Justicia a cargo de Diego Santilli anunció que comenzarán a realizar los testeos rápidos para detectar casos asintomáticos de coronaviurs en las fuerzas de Seguridad.

Santilli contó además que se realizarán testeos cada diez días esperando resultados y dijo que ya dieron positivo” 438 hombres y mujeres en la fuerza y hay 450 aislados esperando resultado. Esta mañana testeamos unas 200 personas y sólo 2 dieron positivo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario