28 de octubre 2003 - 00:00

Ginés vs. prepaga VIP del Congreso

En tiempos de obras sociales en crisis, los diputados, senadores y convencionales constituyentes se ilusionan con tener una obra social VIP que los distinga del resto del universo parlamentario, hoy «protegido» por la DAS que, gracias a la pésima administración que padeció en los últimos años, está como muchas de su tipo, prácticamente fundida, lo que redunda en un servicio médico insoportable.

Hace más de una década, circula la idea de engendrar una prepaga exclusiva para ex legisladores, y para apurar ese trámite el jueves pasado unos 300 ex legisladores se amontonaron en los salones de la sede de calle Sarmiento y Junín. Avalada, en general, por todos los que alguna vez ocuparon una banca, la obra social VIP tiene, sin embargo, un crítico: el ministro de Salud Ginés González García.

Este se opone a la puesta en funcionamiento de una megaobra social que abarcará a todos los legisladores nacionales y provinciales (incluyendo a ex convencionales de esos niveles) y que puede llegar a tener más de 10 mil afiliados de ingresos altos si se suman los que están en ejercicio y los que están retirados. De entrada ya son 3 mil, que aportarán 3 por ciento de sus salarios -la patronal pone 6 por ciento-y armarán una caja codiciable por cualquier prepago.

•Objetivo

La idea es de la administración duhaldista de la Cámarade Diputados (Eduardo Camaño) y busca resolver un problema serio que afecta más a los ex legisladores, muchos sin cobertura buena porque las obras sociales públicas provinciales y el PAMI han colapsado y las prepagas privadas les cobran cuotas altísimas por la edad, cuando no les rechazan el ingreso.Por eso Camaño puso a Daniel Basile a remontar la idea que en realidad se creó hace 12 años pero nadie había activado.

Ahora, los ex legisladores van a tener una obra social VIP que ya negocia acceso a los fondos HIPO (que reparte discrecionalmente sumas enormes para gastos extraordinarios para obras sociales).
Ginés se opone a que se creen nuevas obras sociales porqueeso contradice la idea, siempre postergada, de que haya una sola obra social para todas las actividades, algo que trajo al país en los '70 López Rega -copiada del sistema español, que manejaba el yerno de Francisco Franco, el marqués de Villaverde-, que cobró durante mucho tiempo para asesorar en crear esa obra social universal que siempre ha prometido el peronismo.

Igual la iniciativa tiene luz verde de la Casa de Gobierno, y eso explicó que en la cena -varios corderos a la parrillaestuviera en la mesa principal el enlace de Kirchner con los legisladores, el subsecretario de la Presidencia, Carlos Kunkel, encargado de tejer junto a Marcelo Fuentes -secretario de la Cancillería-la red kirchnerista nacional que apoye al Presidente por encima o por debajo de los apoyos formales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar