Se frenó la designación del embajador ante el Vaticano

Política

El Gobierno confirmó que revisará la designación de Luis Bellando como embajador ante la Santa Sede. No aceptaron su plácet.

El Gobierno confirmó que revisará la designación de Luis Bellando como embajador ante el Vaticano, debido a que el plácet del designado no fue avalado por la Santa Sede.

"La mecánica que tiene la Cancillería es mandar primero los nombres en consulta porque los países receptores tienen que estar de acuerdo con los candidatos que se proponen, así que en este caso se reverá y se reverá también si hace falta un nuevo consenso para mandar a otro candidato o candidata para enviar como embajador o representante en la Santa Sede", aseguró el jefe de Gabinete.

Y agregó: "Es un trámite de Cancillería que tendrá sus tiempos administrativos y sus tiempos de consulta, aún no tenemos novedades sobre eso".

Fuentes de Casa Rosada aseguraron a NA que por el momento no hay otro nombre en carpeta para designar en la Santa Sede.

Bellando es un diplomático de carrera. Su nombre surgió a raíz de que la Santa Sede había pedido que no sea un embajador político el que ocupe el cargo. Sin embargo, surgieron resistencias a su designación.

Estudió una licenciatura en ciencias políticas. Ingresó al Servicio Exterior de la Nación Argentina en 1986. A lo largo de su carrera, entre 2006 y 2008 fue cónsul en Río de Janeiro (Brasil), y en Tarija (Bolivia) entre 2008 y 2011. En 2012 fue subsecretario de Política Latinoamericana del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Cumplía funciones en la embajada argentina en Cuba (donde fue encargado de negocios), cuando el 11 de enero de 2018, el presidente Mauricio Macri lo designó embajador en Angola.4 Presentó sus cartas credenciales ante el presidente de Angola João Manuel Gonçalves Lourenço el 16 de febrero de 2018.

La negativa de la Santa Sede se da a menos de dos semanas de que el Presidente viaje al Vaticano para reunirse a solas con el sumo pontífice. Fernández se verá por primera vez en condición de mandatario nacional con Francisco el 31 de diciembre, después del viaje que hará por Israel.

Esta semana, el jefe de Estado habló del papa y afirmó: "Francisco sabe lo que lo valoro, quiero y aprecio, y lo que celebraría que viniera la Argentina".

"Debe ser resistente a venir a Argentina por temor a que lo dejen en alguno de los dos bandos y el Papa no está en ningún bando, está por encima de todos nosotros", señaló sobre una visita al país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario