La Selección encabezará otra vez el "grupo de la muerte"

Portada Principal

No tuvo suerte Argentina y volverá a tener una zona complicada en Alemania 2006. Será cabeza de serie del grupo C. Enfrentará a Costa de Marfil, Holanda y Serbia y Montenegro. Su primer partido será el 10 de junio ante los africanos.

El seleccionado argentino de fútbol deberá sortear nuevamente, al igual que en Corea del Sur-Japón 2002, una difícil fase inaugural en el Mundial de fútbol que animará en Alemania durante el año próximo, al punto tal que enfrentará a sus pares de Costa de Marfil, Serbia y Montenegro y Holanda en el grupo C de la competencia ecuménica.

El equipo albiceleste, dirigido por José Pekerman, debutará, de esta manera, en la Copa del Mundo 2006, el sábado 10 de junio en la ciudad de Hamburgo ante Costa de Marfil, ganador del grupo 3 de la eliminatoria africana.

Y el segundo compromiso zonal será en la ciudad de Gelsenkirchen ante la dura formación de Serbia y Montenegro, que se adjudicó el grupo 7 de la competencia europea, postergando al repechaje a España. Este encuentro se jugará el viernes 16.

Y por si fuera poco, el conjunto argentino deberá medirse en su camino hacia la clasificación a segunda fase (por lo menos, en primera instancia) con el seleccionado de Holanda, el miércoles 21 en Frankfurt. El representativo de los Países Bajos ganó con holgura la zona 1 de la clasificación europea. El sendero no parece accesible, tal como ocurrió cuatro años atrás, en el Mundial asiático.

En aquella ocasión, el denominado 'Grupo de la Muerte' comprendió a una Argentina, orientada por Marcelo Bielsa, que tuvo que dirimir su pasaje a segunda ronda con Nigeria, Inglaterra y Suecia. Y ya se sabe que el equipo no pudo sortear los obstáculos y se volvió en primera ronda.

La trama de la película mundialista parece similar en esta ocasión: Costa de Marfil es, quizás, el representante del continente "Negro" más complicado que podía tocar: tiene a su goleador Didier Drogbá como el exponente más reconocido en el fútbol mundial y su titularidad en el Chelsea inglés está por demás certificada.

Por otro lado, Serbia y Montenegro, fiel al linaje de la escuela de la ex Yugoslavia, aparenta ser un equipo sólido y compacto (lo testimonia el hecho de que recibió apenas un gol en diez encuentros de eliminatorias) y muestra al atacante Mateja Kezman, quien es dirigido por el argentino Carlos Bianchi en el Atlético de Madrid español, como una de sus armas principales.

Por último, Holanda, quien supo desplegar su "Fútbol total" en otros tiempos (subcampeón del mundo en Alemania 1974) mantiene también una reconocida tradición futbolística que lo eleva hoy a ser considerada una potencia.

El sorteo, una vez más, parece haber estado dispuesto a pedir de Brasil, el último campeón del mundo. El conjunto orientado por Carlos Alberto Parreira fue ubicado
en el grupo F de la Copa y tendrá como rivales de primera ronda a Croacia (el martes 13 de junio), Australia (domingo 18) y Japón (jueves 22), casualmente el equipo que hoy es dirigido por una ex estrella del fútbol "pentacampeón del mundo": Arthur Antunes
Coimbra, Zico.

En tanto, el combinado anfitrión, Alemania, inaugurará el certamen, por la zona A, en la ciudad de Munich, el viernes 9 de junio en el choque que animará contra Costa Rica.
Los otros rivales de grupo del elenco conducido por Juergen Klinsmann serán Polonia (a quien enfrentó en 1974 en la ronda final) y Ecuador.

Tampoco fue beneficiado por el sorteo el seleccionado de Italia, ubicado en el grupo E, que abrirá la lucha mundialista midiéndose con Ghana. Y luego enfrentará en la misma sección inaugural a los complicados Estados Unidos y República Checa.

En cambio, España, cabeza de serie de la zona H, parece más aliviada en sus compromisos inaugurales: deberá enfrentar sucesivamente a Ucrania, Túnez y Arabia Saudita, equipo dirigido por el otrora delantero argentino Gabriel Calderón (mundialista en Italia 1990).

Inglaterra, ubicado como cabeza en la sección B, deberá volver a enfrentarse con Suecia (como ocurrió en Corea Japón 2002 cuando empataron 1-1 y ese resultado eliminó a la Argentina) y también se topará con Paraguay y el debutante Trinidad y Tobago.

México, por su lado, en su estreno como cabeza de serie del grupo D, no debería lamentarse demasiado: en su camino para seguir avanzando está el siempre difícil Portugal y, luego, los más que "superables" Angola e Irán.

La zona G, en tanto, tendrá como componentes a Francia, Suiza, Corea del Sur y Togo, uno de los seleccionados africanos que debutará en este tipo de competencias ecuménicas.

Dejá tu comentario