Teletrabajo: "La pérdida de productividad en este escenario seguramente fue grande"

Ambito BIZ

La frase pertenece a Guillermo Bracciaforte, cofundador y director de Operaciones de Workana, la mayor plataforma de trabajo freelance en América Latina y el sudeste asiático. "El sistema no está saturado todavía", afirma el especialista.

Fundada en la Argentina en 2012, el marketplace Workana conecta a más de un millón de freelancers especializados con empresas que necesitan servicios como desarrollo de aplicaciones web y mobile, IT y programación, diseño y multimedia, traducción y contenidos, marketing, ventas, finanzas y administración, legal, soporte administrativo, ingeniería y manufactura.

Su fundador es Guillermo Bracciaforte. Con él dialogamos sobre el escenario actual que plantea la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional. “Esta situación obligará a que estemos listos y, seguramente, más abiertos a hacer trabajo remoto más adelante”, afirma el empresario que, previo a crear Workana, colaboró con Google São Paulo en la ejecución de distintas campañas de marca y también colaboró como productor en el primer videojuego de Nintendo en Latinoamérica.

Periodista: ¿Cuál es el balance del trabajo remoto (para empresas y empleados) durante la primera semana de la cuarentena obligatoria?

Guillermo Bracciaforte: Para cualquiera que nunca tuvo la oportunidad de trabajar desde casa, es un desafío. Encontrarse con no tener un lugar preparado, no contar con la conectividad o herramientas que necesitaba para hacer bien sus tareas. Y para la empresa, tener a muchos trabajadores pidiendo ayuda. Además, la falta de entrenamiento y una cultura de trabajo remoto inexistente. La pérdida de productividad en este escenario seguramente fue grande. Lo bueno es que esta situación obligará a que estemos listos y, seguramente, más abiertos a hacerlo más adelante.

P.: ¿Cuáles son las estrategias más eficientes para solucionar estos problemas en el corto y mediano plazo?

G.B.: Pedir ayuda a quienes ya hacemos trabajo remoto hace años. Somos varias las empresas que lo hacemos diariamente y con equipos que funcionan 100% desde su casa. Entrenar a todos. En internet hay muchos recursos sobre cómo trabajar online desde casa.

P.: ¿En materia de Infraestructura, el país está preparado para hacer frente a una rutina de home office ante un estado de cuarentena total como el actual?

G.B.: Estuve consultando a un amigo que trabaja en conectividad regional y me dijo que el sistema no está saturado todavía, que lo que percibimos es que esa famosa “última milla” es donde tal vez haya problemas. En edificios residenciales donde la conexión final no es muy buena y se satura. Ahí los proveedores de internet tendrán que accionar.

P.: ¿Las falencias en el sistema son más notorias en el interior del país (exceptuando los grandes centros urbanos) que en la Ciudad de Buenos Aires y en las grandes ciudades capitales?

G.B.: Hubo fallas en varios lugares, pero quien más lo percibirá es quien ya tenía una conexión limitada y/o semi saturada. Si la conexión prometida era de 12 megas (que hoy es poco y nada), en esta situación es todo mucho más difícil.

P.: ¿De qué manera las empresas pueden mejorar hoy el funcionamiento del home office?

G.B.: Brindando las herramientas necesarias para que se haga correctamente. Conexión, hardware y software. Además de asegurarse que el entorno del trabajador sea productivo. Cuidar su salud (porque baja mucho la movilidad) y chequear también como están mentalmente. Quienes trabajan solos en casa pueden tener más riesgos de esto último.

P.: ¿Es posible capacitarse en este momento a través del canal online o ya es tarde?

G.B.: Siempre se puede, y no es complejo. Nosotros ofrecemos ayuda gratuita a cualquier empresa que necesite soporte en este momento de adaptación.

P.: ¿Cuáles son los requerimientos técnicos mínimos para trabajar desde casa?

G.B.: Conexión, buena computadora, headset con micrófono para poder tener llamados y las herramientas de software para poder colaborar online (Google Suite, Microsoft Office, Slack, Zoom, etc.)

P.: ¿Cuáles son las resistencias más comunes de las personas a la hora de encarar el trabajo remoto?

G.B.: No conocerse a sí mismos lo suficiente para saber cómo ser productivos sin el ojo del “jefe”. Eso no significa que con un jefe mirándonos seamos más productivos, solo que al no conocernos lo suficiente es probable que caigamos en distracciones o maneras de trabajar que no sean ideales al principio. Lo importante es tener disciplina propia y saber que lo mejor de trabajar en casa es que nos da mucha libertad y flexibilidad para hacerlo bien.

P.: ¿Qué pasa con los costos que tienen que afrontar algunos empleados, por ejemplo los que no cuentan con internet en sus casas (módems 4G por ejemplo)?

G.B.: La empresa, si quiere que el empleado trabaje desde su casa, tendrá que proveer las herramientas para que lo haga.

LAS CLAVES

Los requerimientos técnicos mínimos para trabajar desde casa son: conexión, buena computadora, headset con micrófono para poder tener llamados y las herramientas de software para poder colaborar online (Google Suite, Microsoft Office, Slack, Zoom, etc.)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario