Efecto pandemia: crece el uso del dinero electrónico

Ambito BIZ

La crisis sanitaria aceleró la adopción de medios electrónicos a través de billeteras virtuales y mecanismos de pago digital. El caso MODO y el impulso del BCRA con las transferencias 3.0.

La pandemia cambió la vida de las personas en muchos órdenes y el manejo del dinero físico fue uno de ellos. Según especialistas la emergencia sanitaria global hizo que creciera el uso de dinero electrónico a través de billeteras virtuales y mecanismos de pago digital.

En febrero se registró un crecimiento interanual de 15,6% en la cantidad de usuarios, al alcanzar un total de 36,1 millones; y un incremento de 12,1% en las transacciones, con 461,9 millones de operaciones, según el informe Uso de Dinero Electrónico de la Red Link. Este fenómeno comenzó a crecer desde marzo de 2020 y alcanzó picos a fines de año.

“La evolución de los pagos electrónicos en la Argentina tomó un fuerte rumbo desde el momento en el que los pagos QR desembarcaron en el mercado, ampliando muy fuertemente la base de comercios que aceptan pagos digitales”, explica Ariel Setton especialista medios de pago pero reconoce que “la pandemia incrementó el uso del QR pero también el conocimiento y uso de las billeteras virtuales hizo más fáciles los pagos sin contacto”.

Es que con la irrupción de la pandemia de covid-19 y las restricciones de circulación hicieron que, ante la necesidad, muchas personas que preferían el efectivo al dinero electrónico tuvieran que volcarse obligatoriamente a encontrar formas de pago digital.

Según el Informe de Inclusión Financiera 2020 del Banco Central, las transferencias por home-banking y mobile-banking y los pagos con tarjeta de débito crecieron un 10% entre marzo y junio, el mayor registro de los últimos 10 años. Además, los medios de pago electrónicos acumularon un incremento del 61% en términos reales y del 93% por persona, sólo en la primera mitad del año pasado.

En medio de este fenómeno, a las cerca de 25 billeteras digitales de las fintech como Ualá se sumaron este año las opciones de la banca tradicional: Cuenta DNI, BNA+, Iudu y ANK, entre otras.

Sin embargo, la más importante fue MODO, que lanzaron en forma conjunta 33 bancos a principios de diciembre. Hoy ya cuenta con el apoyo de 40 bancos, reúne a más de 1.5 millón de usuarios y su objetivo final es llegar a más de 25 millones de bancarizados y más de 10 millones de personas en la aplicación. Además, está presente en más de 400.000 comercios y se proyecta llegar a más de 500.000 en todo país.

“Desarrollamos nuestra propuesta de valor pensada para la población bancarizada y sub-bancarizada. Si bien en Argentina hay un 90% de adultos que poseen una cuenta bancaria, son menos los que realmente la usan. Es decir, tienen una relación con una entidad financiera, pero utilizan pocos productos”, sostiene Pablo Scoglio, CPO de MODO.

Según un estudio sobre billeteras móviles en la Argentina realizado por la consultora D’Alessio IROL entre personas que tienen al menos una cuenta bancaria, el 71% de los consultados dijo conocerlas pero, de estos últimos, sólo el 35% ya las usó alguna vez y el 49% dijo no tener, por ahora, interés en hacerlo. Ese es el mercado al que ahora apuntan las aplicaciones como MODO. La aplicación permite a los usuarios enviar dinero entre cuentas bancarias a sus contactos de celular de manera simple y gratuita, sin CBU o Alias, notificando por WhatsApp y reduciendo la necesidad de efectivo para hacer pequeños pagos entre amigos, conocidos y familiares. “Facilitamos el acceso a los servicios financieros, y a través de los pagos se acerca a los usuarios para que tengan un alcance más sencillo y directo a los productos bancarios”, amplia Scoglio.

El nuevo impulso para este sector es el nuevo sistema de “Transferencias 3.0” que lanzó el Banco Central que tiende a masificar el uso de dinero electrónico. Se trata de un sistema nacional de pagos que permitirá que cualquier comercio o empresa del país pueda cobrar por sus servicios a través de pagos hechos con el celular con código QR.

“Estamos contemplando la iniciativa del BCRA que permite el Pago con Transferencia (PCT) en cualquier código QR y vamos a sumar comercios que hoy cuentan con QR estático y van a poder cobrar con MODO gracias a la interoperabilidad”, adelantó Scoglio.

Por su parte, Setton evalúa: “Claramente la interoperabilidad de pagos establecida por el BCRA va a dar una nueva capa de uso que conecta tanto a los usuarios y comercios bancarizados con aquellos sin uso de cuenta dentro del sistema financiero”. “Las transferencias 3.0 van a reforzar más esta interconexión y darán robustez al sistema en su conjunto”, cerró.

Dejá tu comentario