Ranking Mundial de Talento: Argentina mejoró, pero está lejos de los países europeos

Ambito BIZ

La Argentina mejoró tres puestos en el Ránking Mundial de Talento que mide las dificultades que tienen los países para desarrollar y retener a los profesionales destacados, un tema en el que las naciones latinoamericanas se encuentran rezagadas.

Nuestro país pasó de la ubicación 50° a la 47° y en la región solo es superado por Chile (43°), ambos en la mitad inferior del muestreo elaborado por el Centro Mundial sobre la Competitividad (CMC).

Perú está en el puesto 52°. Brasil, por su parte, se ubica en el puesto 58°, Colombia figura en el 60° y México en el 61°. Venezuela cierra la publicación en el 63°. De acuerdo a los especialistas, además de las dificultades para desarrollar y retener el talento, los países latinoamericanos tienen otras problemáticas: la "fuga de cerebros" y los niveles relativamente bajos de inversiones en educación.

El ranking es, un año más, encabezado por Suiza y el segundo lugar es para Dinamarca, en un Top Ten monopolizado por países europeos, con la excepción de Canadá, en el 6° lugar.


El ranking completo, que lidera Suiza y cierra Venezuela.

El Ranking Mundial de Talento se publica anualmente desde 2014 y toma en consideración tres factores principales: la inversión y desarrollo de mano de obra con talento, la capacidad de las naciones para atraer y retener talento extranjero y local; y la preparación, que se refiere a las destrezas que están disponibles en el país.

Según el centro de investigación, que tiene su sede en la ciudad suiza de Lausana, cultivar una fuerza de trabajo educada y cualificada es fundamental para reforzar la competitividad de cualquier país y lograr una prosperidad a largo plazo.

Entre los asiáticos, Singapur figura en el puesto 13° y Malasia en el 22°. China, la gran potencia del continente, se encuentra en la mitad inferior del ránking, en la ubicación 39°, ya que presenta dificultades para atraer trabajadores calificados y registra bajos niveles de inversiones en educación.

Dejá tu comentario