El Gobierno salió a cuestionar el tractorazo del Campo

Campo

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, cuestionó hoy la protesta del sector agropecuario que, impulsada por la Federación Agraria Argentina, se lleva adelante en la localidad santafesina de Chabás, ya que desde Gobierno hay "diálogo" con los ruralistas.

"Estamos poniendo todo el empeño para resolver los problemas que tengan solución y estén a nuestro alcance, sin olvidarse que estamos en una situación de emergencia nacional por la escasísima producción de trigo", remarcó Domínguez en declaraciones radiales, y añadió que "estamos en diálogo" con los dirigentes.

El funcionario señaló que "hay un problema cierto con el trigo", que se debe a que la última cosecha "ha sido la peor de todos los tiempos a causa de la sequía", lo que genera que "no esté en el nivel de comercialización que los productores quieren".

Indicó además que la línea de créditos con tasas de interés de 3,5% que reclamaron las entidades del agro para poder comprar o retener el trigo, "está operativa en el Banco Nación".

El ministro de Agricultura precisó, además, que se compraron 2,5 millones de toneladas de trigo adicionales a las molinerías como se había pedido y "se comercializó el 47 por ciento del total de 7,5 millones de toneladas de trigo, pero hay algo que no satisface el reclamo de los productores", señaló.

Según el funcionario, desde el Estado se hace todo el esfuerzo para facilitarles las operaciones a los productos, y enumeró en ese sentido "la línea de créditos, la devolución de las retenciones, la sugerencia de nombre que tiene urgencia para agilizar su comercialización y todos los instrumentos que sean necesarios".

Por otra parte, respecto de la situación de la ganadería, Domínguez subrayó que la Argentina "no está en un nivel de pérdida catastrófica de stock ganadero", y explicó que "si uno analiza las publicaciones de Uruguay y de Brasil, la sequía en los tres países ha producido en los últimos cuatro años el mismo resultado".

La FAA realizó esta mañana una protesta bajo la modalidad de "tractorazo" en la ruta nacional 33, en jurisdicción de Chabás, departamento Caseros, a 230 kilómetros de esta capital santafesina, en reclamo de medidas para la comercialización de trigo y carnes.

En una conferencia de prensa en esa localidad santafesina, el titular de la FAA, Eduardo Buzzi, reiteró que en el sector rural "se cuestiona la política agropecuaria en su conjunto", y afirmó que "a este ritmo vamos a terminar con un país con carne para cinco millones de personas".

Buzzi adelantó que este jueves se reunirá la Mesa de Enlace agropecuaria en la ciudad de Buenos Aires, y que se trabaja en la organización de una asamblea entre productores y legisladores para tratar los temas que reclama el sector.

Alrededor de 70 tractores seguidos por distintos vehículos, entre ellos camionetas y autos particulares, recorrieron las calles de la ciudad de Chabás para finalizar en el predio del ferrocarril sobre la ruta 33 para realizar un acto y asamblea.

Dejá tu comentario