Secciones Especiales

Charlas de quincho

Como si ya hubiera pasado un siglo desde las elecciones presidenciales, la última semana transcurrió a una velocidad vertiginosa, generando tantos datos como rumores y especulaciones sobre lo que se puede esperar en materia política. El mundo espera definiciones del nuevo gobierno que, por lógica, aún se mantienen en reserva. En México habrá hoy dos cumbres clave. Y en Miami un cruce estratégico e impensado para las finanzas del país. En cuanto a las elecciones. el hecho de que casi todos se sintieran “ganadores” o, al menos, que no habían perdido/ganado por tanto, también le agregó un condimento especial a los resultados que, finalmente, se definieron en primera vuelta, tanto en la Nación como en la Ciudad de Buenos Aires. Y, aunque no parezca, igual hubo tiempo como para algunas reuniones entre privados (algunas públicas y otras no tanto); también con eventuales futuros funcionarios y, naturalmente, entre los “ entrantes” y los salientes” todo lo cual dio lugar a mucha información que trataremos de resumir. Veamos:

Un cruce poco conocido hasta ahora se dará esta semana en Miami entre dos hombres clave para el futuro de la negociación de la deuda argentina. El viernes la Universidad de Miami será testigo de ese encuentro entre Alejandro Werner, director del FMI para el Hemisferio Occidental y Guillermo Nielsen, hombre central en la estrategia de la deuda de Alberto Fernández, que ya mantuvo contactos en Nueva York con bonistas. Con el titulo Aprovechando Oportunidades en Latinoamérica, sesionará allí un seminario en el que a las 13.20 hablará Werner. Su tema será “Guerras comerciales y política monetaria”. Poco después, a las 14.45 y en el mismo lugar hablará Nielsen, que le puso a su presentación “Argentina, Crisis y Oportunidades para la Inversión”. Habrá charla de pasillo, como es obvio. Alberto Fernández sigue desde México todos los movimientos, mechado con alguna pausa. El sábado cenó en el DF y luego escuchó mariachis. Ayer almorzó una chuleta tomahaw, emblema de lo mejor de la carne para todo el universo Tex-Mex, con puré de jalapeños en la zona de Polanco. No se informó si le avisaron antes a Alberto F, sobre el nivel de picante que puede significar una concentración de jalapeños de esa dimensión. Anoche, tras el paso por la Iglesia de Guadalupe, se organizó cena con Jorge Drexler, amigo musical del presidente electo. El centro de la visita a México será hoy con la reunión junto a Andrés Manuel Lopez Obrador y la cena con Carlos Slim. (ver nota aparte). En medio de ese paso por el DF se multiplica la incógnita sobre los nombres del Gabinete de Alberto F.. Está claro que el sillón que más desespera al mercado es el del ministro de Economía. Como es lógico el presidente electo guarda silencio más que absoluto en sus caminatas mexicanas sobre ese punto. El día del nombramiento del ministro de Economía es el momento en que comienza a correr en contra reloj y donde debe definirse el nudo central del plan de gobierno. En este caso, además, si habrá o no una Ley Omnibus que sumará poderes especiales al Ejecutivo, algo que la oposición (necesaria para lograr los votos en Diputados) ya pone en duda porque prefieren, algunos, leyes por separado. Esta confirmado que Alberto F. tuvo una charla personal con Roberto Lavagna, pero por ahora nada que adelante una definición sobre una hipotética participación en su gobierno de ese excompañero de gabinete. El resto todo sigue en carrera, aunque el presidente electo ya tenga decidido quién será el hombre para ese cargo.

Tarde de alta filantropía en una de las oficinas donde más se habló, discutió, negoció y decidió entre los privados, sobre las políticas financieras de los últimos años. La sede del edificio que el J.P. Morgan tiene en Avenida Belgrano y Bernardo de Irigoyen, se abrió el 22 de octubre para sumarse oficialmente como aliado estratégico a Potrero Digital, un programa de formación en oficios digitales que busca la capacitación y salida laboral para la integración social de jóvenes mayores de 16 años a través de las nuevas tecnologías. El programa es impulsado por la presidenta de La Cooperativa La Juanita Digital, en Gregorio de Laferrere, Silvia Flores, Juan José Campanella y Gastón Gorali de MundoLoco, y por Carolina Biquard, directora ejecutiva de Fundación Compromiso, se inició en la Cooperativa La Juanita en el Partido de La Matanza en 2018 y desde septiembre de este año se encuentra funcionando también en Morón, de la Sociedad de Fomento Federal del Oeste. La idea del proyecto es que en Potreros, se dicten programas como “Inglés Digital”, “Alfabetización Digital”, “Finanzas Personales” y “Emprendedurismo”. Aseguran las entidades financieras que ya están colaborando, que se trata de uno de los proyectos de integración que mejor funcionan. El lanzamiento lo hizo el presidente del J.P. Morgan, Facundo Gómez Minujín, protagonista directo del trajín del sistema financiero en todos estos complicados años; y, aseguran los que hablan con él, uno de los más realistas y optimistas con el futuro. De hecho, es autor de una teoría que ya está desplegándose por todos los bancos de inversión: el problema de la Argentina no es de nivel de deuda, sino de capacidad de pago; con lo que, solucionada la negociación con los privados (de aquí y del exterior), todo el resto de las variables financieras se acomodarán. Como es, más o menos, la línea que también comparten los asesores de Alberto Fernández en el tema, probablemente en el mediano-largo plazo se confirmará si la teoría de Minujín fue la correcta. En consecuencia de lo anterior, el CEO explicó también que la presencia del J.P. Morgan en el país está absolutamente garantizada, que los 2.100 puestos que se expandieron estos años están garantizados, y que lo que se proyectan son más negocios; incluyendo las inversiones internas. Se explicó en el evento que el cierre reciente de una sociedad de Bolsa del J.P. Morgan, se debe a que se trataba de una firma que nunca estuvo operativ y que la actividad del banco en el BYMA continuará con la otra plaza que tiene abierta la entidad. En el evento, organizado para la filantropía, Minujin se confesó como un hombre que vive por herencia entre dos mundos. Por un lado es hijo de la artista, tan polémica como talentosa, Marta Minujín; y el economista Juan Carlos Gómez Sabaini, uno de los tributaristas que más sabe y trabajó sobre impuestos e ingresos públicos. Evidentemente la segunda herencia predominó sobre la primera, pero todo el lugar de trabajo del J.P. Morgan está plagado de arte, incluyendo una obra de la madre del CEO en la recepción.

En los últimos días, y tras meses de promesas incumplidas y patinadas en obras de la provincia de Buenos Aires -entre otras- el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, infló pecho no por la “derrota digna” en las elecciones del domingo 27 de octubre último -sólo bajó cabeza ante una fuerte recriminación que realizó el lunes pasado Miguel Pichetto-, sino por el laborioso sistema de fiscalización que armó en poco tiempo y permitió un fino cuidado de los votos de Juntos por el Cambio en muchos distritos y ciudades. En Rosario, por caso, el trabajo fue casi nulo en las PASO de agosto y, días atrás, más que exhaustivo. En Corrientes -igual se perdió, pero por menor diferencia- y Mendoza -se dio vuelta- sirvieron las quejas del macrismo puro hacia radicales gobernantes sobre los más que amplios esfuerzos a la hora de enfrentar trifulcas locales y la mirada hacia un costado -al menos, en las PASO- cuando Macri fue en la boleta presidencial. Para la fiscalización de las elecciones generales del 27-10 fue insólita la movilización de personas organizada por el ministro de Justicia, Germán Garavano, junto a sus primeras y segundas líneas de aquella cartera. Quienes imaginaron un trabajo titánico en múltiples escuelas se equivocaron: estuvo en una sola.

Quinchos presentación
Presentación. Gabriel Delgado y Jorge Neme, un tándem aparentemente aceitado.
Presentación. Gabriel Delgado y Jorge Neme, un tándem aparentemente aceitado.

En casi todas las reuniones entre empresarios, uno de los que menos simpatías consigue es Daniel Arroyo, cerebro del programa contra el hambre y seguramente, futuro ministeriable, no tanto por el programa en sí mismo, que no es discutible, sino más vale porque todo se soporta sobre “subsidios” provenientes de los sectores productivos que ya aportan, pero poco o nada se escucha hablar sobre cómo se va hacer para mejorar las condiciones de producción que permitan un crecimiento genuino del país generando, simultáneamente, puestos de trabajo, que es es lo que realmente le falta a la gente. En esas discusiones, en algún punto muy fuertes porque todos quieren ser “políticamente correctos”, pero nadie quiere sacrificar su propio crecimiento, por subsidios que en más de un caso son discutibles, y, sobre todo, cuando ya algunos sectores como el petrolero comienzan a acomodarse previo al cambio de Gobierno, los dirigentes tratan de ver qué puede pasar con los titulares de organismos que teóricamente deben ser independientes del Poder Ejecutivo, léase Guido Sandleris en el Banco Central, o Jorge Todesca en el Indec, de reconocida trayectoria justicialista, pero cuyo enfrentamiento con Guillermo Moreno (como titular justamente, de una de las consultoras que medía la inflación “real” en aquellos tiempos de Cristina presidenta), determinó su posterior escalada al equipo de Mauricio Macri, de la mano del entonces titular del Partido Fe, el sindicalista de los rurales Jerónimo “Momo” Venegas. El trabajo de Todesca, además, fue muy bueno, aunque ahora no se sabe si la portación de apellido le jugará a favor o en contra.

Seguramente el centenar de empresarios que se reunió en el Hotel Alvear para el VIII Foro de Agronegocios que organiza Lide no esperaba escuchar algunas de las definiciones que se dieron allí. Es que para el cierre de la jornada, los organizadores pusieron dos de los varios candidatos a ocupar el ahora devaluado sillón de Paseo Colón donde funciona la cartera de Agricultura, que recientemente perdió un pedazo en manos de Producción. El caso es que un exfuncionario de esa cartera, y ahora uno de los principales colaboradores del ascendente tucumano Juan Luis Manzure, el “Turco” Jorge Neme, junto con otro ex de la misma cartera durante la última etapa de la administración Kirchner, el economista del INTA, Gabriel Delgado, aparecieron juntos y en aparente buena sintonía. Las miradas entre los hombres de negocios fueron en aumento, no sólo cuando Neme explicó que la Argentina “tiene alrededor de u$s10.000 millones no ejecutados de préstamos aprobados por distintos organismos internacionales”(unos u$s6.500 millones del BID; otros u$s2.500 millones del Banco Mundial, y algo más de u$s700 millones de otras varias entidades, incluyendo el FonPlata), sino más vale cuando aseguró que “si el Estado no invierte, menos lo van a hacer los privados” y que, “en el corto plazo, para el problema del hambre habrá que agudizar el ingenio, pero no se puede profundizar más la falta de dólares” ya que, según dijo, es el punto crítico que enfrenta el país para poder producir más y crecer. Tanto fue el impacto que causó en la sala que un reconocido empresario presente hasta llegó a autodefinirse como “peronista”, mientras en su entorno interpretaban semejante suceso como el “efecto del rayo peronizador”… Todo mucho más distendido de lo que se esperaba, por cierto.

“Experiencia Naranja” es el título de la exhibición que la marchand Laura Garimberti armó en el hotel “Anselmo Bs. As.-Curio Collection” en San Telmo. Allí, frente a la turística Plaza Dorrego del mencionado barrio, 17 artistas presentaron distintas obras (pinturas, objetos, instalaciones), con el leitmotiv del color naranja como inspiración. Para este proyecto, Garimberti se basó en las palabras de Kandinsky, quien afirmó que “el anaranjado suscita sentimientos de fuerza, energía, ambición, determinación, alegría y triunfo”. Entre los asistentes estuvieron los reconocidos artistas plásticos como Marino Santa Marina, “Bony” Bullrich y Conde Divagante. También estuvieron presentes la presidenta de Fundais, Sylvia Olguin, Gabriel Mecca, el Dr. Camilo Cappelletto, Carlota Muniz Barreto, el director de cine Pablo Bardauil, el designer Jorge de la Cruz (al que muchos saludaron por ser ese día su cumpleaños), el recordado periodista y crítico de cine Alfredo Garrido -a quien varios le agradecieron sus recomendaciones cinematográficas que emite todos los viernes por radio-, Javier Baliña -quien comentó su próxima muestra a inaugurar en el barrio de Recoleta-, Puppe Mandl -recién llegada de Europa- y la PR Ana Lorenzutti.

Vamos a terminar con un chiste de la línea fuerte, de esos que nos reclaman nuestros lectores.

Un pianista recibe un día el llamado de un productor cinematográfico, quien le propone contratarlo para componer la música original para una película. La banda de sonido, le explica el productor, será casi exclusivamente de piano, por lo cual él podrá lucirse. El pianista, entusiasta y feliz, concurre al día siguiente al estudio pero, para su gran sorpresa y decepción, el productor le explica que la película para la que compondrá la música es pornográfica. El pianista, molesto, está a punto de abandonar la entrevista cuando el productor le revela que el pago del contrato en dólares será elevado. Entonces, como además se encontraba con poco trabajo, aun a disgusto termina por firmar.

El día del estreno el productor le informa en qué sala se pasará el film, un reducto porno de pésima reputación. El músico no sabe qué hacer, pero al final, curioso por ver cómo quedó su trabajo, va hasta allí. Al llegar, se sienta en las últimas filas, muy incómodo, al lado de una pareja mayor. La película, en la que resuena su música, le resulta francamente repugnante, y cuando en un momento aparece un perro en la pantalla, el pianista no soporta más, se levanta y se encamina hacia la salida. Al hacerlo, pasa por delante del matrimonio mayor, y les dice:

-Yo sólo vine por mi música.

-Sí, claro -responde la mujer-. Y nosotros vinimos a ver nuestro perro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario