30 de abril 2008 - 00:00

Chela y Cañas avanzan en Barcelona

Chela y Cañas avanzan en Barcelona
Los tenistas argentinos Juan Ignacio Chela y Guillermo Cañas avanzaron sin desgastarse a octavos de final del torneo Conde de Godó, de Barcelona y se unieron a David Nalbandian en la carrera por conseguir un lugar en la final.

Los dos triunfos argentinos -que se suman a la victoria que Nalbandian aportó ayer a la legión eliminando a su par cordobés Agustín Calleri- y el debut del defensor del título por cuarta vez consecutiva, el español Rafael Nadal, aportaron los ingredientes que hacen del tradicional torneo catalán un verdadero espectáculo.

"Rafa", quien venció al italiano Potito Starace por 6-4 y 6-2, podría cruzarse en cuartos de final con el "Flaco" Chela.

El argentino deberá despacharse primero al letón Ernest Gulbis (86), a cuyos pies se rindió el español Carlos Moyá (14).

Chela, ubicado en el puesto 37 del ranking mundial de la ATP, tiene fuerzas para lograrlo, ya que apenas jugó 39 minutos ante el catalán Marc López (168), quien abandonó por un dolor abdominal cuando perdía 5-1.

"Me siento con mucha confianza y descansado para afrontar lo que viene, ganar así me viene bien para llegar fresco al partido de hoy, que será muy duro", comentó a Télam el tenista nacido en Ciudad Evita.

El "Flaco" se siente con confianza y sueña con ganarle al favorito: "Me encantaría jugar contra Nadal en Barcelona, y en la cancha central, porque es el mejor jugador del mundo en polvo de ladrillo", aseguró.

Sin embargo, Nalbandian y Cañas son dos de los jugadores que suenan como candidatos a disputarle el trofeo al número dos del mundo, quien está "haciendo el mejor comienzo de año" de su vida, y aspira a lograr lo que hizo la semana en Montecarlo.

De todos modos, el camino no es nada sencillo para ninguno de los dos: Nalbandian deberá imponerse al suizo Wawrinka, mientras "Willy" tendrá que vencer al local Tomy Robredo.

Cañas, quien ganó sin dificultades al ruso Teimuraz Gabashvili por 6-1 y 6-2, cree que el duelo de hoy "será difícil para los dos".

De cualquier forma, el argentino llega en óptimas condiciones para afrontarlo, ya que el partido de ayer fue de "poco desgaste".

"No fue un tenis brillante, pero hice las cosas bien", dijo Willy, antes de añadir que hoy deberá jugar en su mejor nivel para ganar el partido a Robredo, que juega en casa.

En tanto, el rival de Nalbandian, quien cree que puede ganarle, confió que su amigo, el número uno del mundo Roger Federer, lo llamó por teléfono para preguntarle cómo podía doblegar al argentino antes de derrotarlo la semana pasada en Montecarlo.

Wawrinka, de 23 años, se impuso a Nalbandian en cuatro de las seis ocasiones en que ambos se vieron las caras en los últimos dos años, pero todos sus triunfos fueron en cemento o carpeta, mientras el argentino se llevó la victoria la única vez que jugaron el polvo de ladrillo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar