Federer y Nadal tuvieron una jornada de victorias sufridas

Deportes

El español Rafael Nadal, el suizo Roger Federer y la rusa Maria Sharapova sufrieron este miércoles mucho más de lo esperado, pero lograron avanzar a la tercera ronda del Abierto de Australia.

La situación más dramática la vivió Nadal, que se impuso 6-2, 3-6, 6-7 (2), 6-3 y 7-5 al estadounidense Tim Smyczek, 112 de la clasificación pero en un nivel muy superior durante las cuatro horas y 12 minutos de partido en la noche del Rod Laver Arena.

El duelo fue un verdadero calvario para el número tres del mundo, que a esta altura tiene en el principal estadio del tenis australiano a uno de sus escenarios más dramáticos, como atestiguan las finales que perdió en 2012 con Novak Djokovic y 2014 con Stanislas Wawrinka.

Lo de este miércoles no era una final, pero bien pudo ser el final para Nadal.

En una pegajosa noche con 28 grados y húmedo bochorno, el español penó a un nivel inusual cuando se trata de rivales tan inferiores como Smyczek, un jugador que no ganó siquiera un título en el circuito mayor de la ATP.

"No sé qué me pasó, me sentí deshidratado tras el primer set, comencé a tener calambres en diferentes partes del cuerpo. No es normal tener algo así tras una hora de partido", dijo el español a la televisión australiana.

Ahora el español, que jugó sólo diez partidos en los últimos siete meses debido a diversos problemas físicos, se medirá al israelí Dudi Sela en la tercera ronda.

Nadal pidió asistencia médica, tomó una pastilla y un líquido recuperador y necesitó de una "bufanda de hielo" para bajar la temperatura corporal durante un partido que terminó arrodillado y llorando como si acabara de ganar la final.

Con un rival inspirado enfrente y un dedo de su mano que lo martirizaba, Federer sufrió también más de lo esperado para derrotar al italiano Simone Bolelli por 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2.

"Sentía en el dedo como si me hubiera picado una avispa, algo que no había sentido nunca. Por suerte al final no fue tan grave", explicó el suizo, que apretó los dientes y revirtió la situación ante un rival que a medida que avanzaba el partido en una tarde de intenso calor ya no pudo sostener el mismo nivel del inicio.

El número dos del mundo se medirá ahora con otro italiano, Andreas Seppi.

En el cuadro femenino, Sharapova reaccionó cuando todo parecía perdido al vencer a la también rusa Alexandra Panova por 6-1, 4-6 y 7-5.

Panova estuvo a punto de dar la gran sorpresa del certamen: 150 del ranking mundial, a sus 25 años acumulaba cinco derrotas en otras tantas primeras rondas en torneos de Grand Slam antes de llegar a Australia.

Panova, que provenía de la clasificación, tuvo ventaja de 4-1 y 40-15 en el set final, y luego dos match points con ventaja de 5-3.

"No jugué mi mejor tenis, estuve a un punto de irme del torneo, pero feliz de seguir adelante", dijo una aliviada Sharapova, que sufrió en el Rod Laver Arena al mismo tiempo que su novio, el búlgaro Grigor Dimitrov, lo hacía en el estadio Hisense.

En otros partidos del día, el británico Andy Murray, tres veces finalista, derrotó al australiano Marinko Matosevic por 6-1, 6-3 y 6-2, mientras que el checo Tomas Berdych batió al veterano austríaco Jürgen Melzer por 7-6 (0), 6-2 y 6-2.

El chipriota Marcos Baghdatis, finalista de Australia en 2006, sorprendió con su pase a la tercera ronda al derrotar al belga David Goffin 6-1, 6-4, 4-6 y 6-0.

Dimitrov, que llama a las puertas del top ten, se impuso en una dura batalla al eslovaco Lukas Lacko 6-3, 6-7 (10), 6-3 y 6-3.

En el cuadro femenino, además de Sharapova, lograron su pase a la siguiente ronda la rumana Simona Halep, la canadiense Eugenie Bouchard, rusa Ekaterina Makarova, la italiana Sara Errani y la checa Karolina Pliskova, entre otras.

Dejá tu comentario