Corrupción en la FIFA: banco suizo admitió haber lavado dinero de Grondona

Deportes

El Julius Baer aceptó que transfirió más de u$s 25 millones en concepto de coimas al expresidente de la AFA. Por el caso, el banco pagó más de u$s 79 millones como multa.

El banco suizo Julius Baer acordó pagar 79 millones de dólares al gobierno estadounidense para poner fin a una investigación sobre su rol en una conspiración de lavado de dinero vinculada al escándalo del FIFAgate y especialmente al fallecido Julio Grondona, informó el Departamento de Justicia estadounidense.

La institución financiera admitió ante la jueza federal de Brooklyn Pamela Chen, a cargo del escándalo de corrupción en la FIFA, que conspiró para lavar 36 millones de dólares en sobornos pagados a jerarcas del organismo rector del fútbol mundial y de otras federaciones, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

El escándalo conocido como "FIFAgate" destapado por Estados Unidos en mayo de 2015, dejó al descubierto una trama de sobornos millonarios pagados por empresas de marketing deportivo a dirigentes de Conmebol y Concacaf a cambio de derechos en las retransmisiones televisivas y promoción de torneos, entre ellos la Copa América y la Copa Libertadores.

En el marco del caso, que provocó la caída del jefe de la FIFA Joseph Blatter, el gobierno estadounidense ha acusado a unas 45 personas y a varias empresas deportivas de más de 90 delitos y de pagar o aceptar más de 200 millones de dólares en sobornos.

Julius Baer es uno de los bancos que según los fiscales de Brooklyn lavaban el dinero de los sobornos.

Un exbanquero de Julius Bauer que trabajó en sus filiales de Montevideo y Zúrich, el argentino Jorge Luis Arzuaga, se declaró culpable en junio de 2017 de transferir más de 25 millones de dólares en sobornos al exvicepresidente de la FIFA y extitular de la AFA Julio Grondona, fallecido en 2014. Fue sentenciado a tres años de libertad condicional en noviembre pasado.

"Yo comprendía y creía que este dinero era dinero de sobornos", admitió entonces el exbanquero en la corte de Brooklyn, y reconoció que el sistema bancario estadounidense era utilizado para enviar y recibir coimas.

"El banco Julius Baer y sus empleados facilitaban los sobornos y su departamento de cumplimiento de las reglas hacía la vista gorda a patentes señales rojas de lavado de dinero", dijo el fiscal interino del distrito este de Nueva York, Mark Lesko.

La justicia estadounidense aceptó poner fin al litigio con Julius Bauer a cambio del pago de una multa de 43,32 millones de dólares y de 36,37 millones de dólares equivalentes a las coimas que transitaron por sus cuentas, en el contexto de un acuerdo de aplazamiento de juicio de tres años.

El acuerdo "marca una nueva etapa en los esfuerzos continuos de Julius Baer para poner fin a los procedimientos reglamentarios y legales aún en curso, en cooperación con las autoridades concernidas", se limitó a indicar el banco en un comunicado.

Dejá tu comentario