BCRA sigue de compras: ya sumó u$s355 M a sus reservas durante enero

Economía

Ayer la autoridad monetaria compró más de u$s55 millones. Por otro lado, cayeron, levemente, los dólares CCL y el MEP.

Con una demanda disminuida a la mínima expresión por las restricciones cambiarias, el Banco Central (BCRA) viene recomponiendo reservas netas desde diciembre. En lo que va del año, la autoridad monetaria adquirió unos u$s320 millones (según estimaciones preliminares de mercado) que se suman a las u$s608 millones que compró en el último mes de 2020. Se calcula que ayer el BCRA adquirió más de u$s55 millones. El lunes había sumado unos u$s190 millones y el martes u$s50 millones.

En tanto, las tenencias brutas de la entidad cerraron ayer en u$s39.765 millones. De esta forma, las mismas tuvieron un incremento de u$s355 millones en los primeros 13 días de enero.

“Claramente el Gobierno está retaceando divisas a importadores y, por el lado de exportaciones, hay un efecto de precio importante en los principales commodities que exporta el país”, consignó el economista Amílcar Collante, del Centro de Estudios Económicos del Sur. Y añadió: “Sumar reservas es vital, porque habían llegado a un punto crítico a fines de diciembre. Enero no es un mes fuerte de acumulación del Banco Central, pero tenemos una economía que se mueve más por las restricciones. El fuerte de compras del BCRA suele darse entre abril y julio, que es cuando se hace la liquidación más importante del agro”.

Ante la consulta de por qué el BCRA sigue en sendero positivo, en un mes que suele ser complicado en cuanto a demanda de pesos, la economista de LCG Julia Segoviano puntualizó: “Es posible que ahora la demanda de dinero se esté sosteniendo un poco más en línea con la incertidumbre de incremento de contagios, posible nuevas restricciones y el hecho de que no existen viajes al exterior, ya que el turismo es más bien interno. Son situaciones nuevas, que no vimos en los últimos años. Habrá que ver cómo siguen los próximos días”.

En lo que refiere a las cotizaciones, el día de ayer también se mostró tranquilo, con un contado con liquidación (CCL) cayendo 30 centavos, para llegar a $145,13. Se trata del segundo retroceso consecutivo. Como además el dólar mayorista subió 8 centavos y se colocó en $85,55, la brecha entre ambos es ahora del 69,64%.

En tanto, el dólar MEP también bajó ayer (-$0,26) y se ubicó en $144,72. No obstante, está casi $5 por encima del valor con el que arrancó el año ($139,99).

La relativa tranquilidad en la plaza financiera sigue estando ayudada por intervenciones de organismos oficiales, según observan traders del mercado. “Le siguen dando al CCL y al MEP, aunque, naturalmente, el volumen es menor por el mes. Hoy en AL30 plazo normal se operaron u$s46 millones de nominales, cuando en las ruedas del año pasado el volumen era de u$s80 millones”, destacó Leandro Ziccarelli, jefe de research del Instituto de Capacitación Bursátil.

Ambos dólares bursátiles siguen mirando desde abajo al dólar que se compra a través del home banking, que ayer cayó 7 centavos y cotiza $150,20. En el segmento informal, volvió a haber algo de movimiento tras una rueda planchada. Ayer el blue subió $1 y cerró en $160. Así las cosas, la brecha con el oficial mayorista se encuentra en 87,03%.

La mayor parte de las consultoras y brokers descuentan que el Gobierno va a mantener a lo largo del año el ritmo de depreciación administrada, como freno a la inflación. O, al menos, eso va a intentar. “El Gobierno va a continuar con este crawling peg cercano a la inflación, para que no se atrase el tipo de cambio. Pero no creo que vaya a acelerarlo mucho más que eso, ya que es un año electoral, van a tratar de anclar todo desde el tipo de cambio oficial”, consideró Collante.

Respecto de este punto, Segoviano sostuvo: “El crawling debe, al menos, acompañar la inflación, si se busca que no se atrase el tipo de cambio. El tema es que la inflación se estuvo acelerando y se espera que siga con este ritmo. En ese caso, siguiendo esta línea, debería acelerarse el crawling y podría haber un conflicto si es que se busca utilizar al tipo de cambio como ancla nominal”.

Dejá tu comentario