Cómo está cada provincia frente a lo que pide FMI

Economía

Advierten a gritos que su situación no da para más recortes. Sin embargo, ante la creciente presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), lentamente y a regañadientes, las provincias hacen números para cumplir con la exigencia de ajuste de 60% en el déficit local. Perezosas a la hora de aprobar formalmente su adhesión al último pacto fiscal, que postula ese tijeretazo, las provincias en cambio sí se apresuraron a aclarar, en la mayor parte de los casos, que no apelarán a la espinosa decisión de despedir a empleados públicos o bajar salarios. Un escenario complicado a la hora de bajar el gasto ya que, por caso, La Rioja tiene 89,2% empleados públicos cada 1.000 habitantes, llevándose buena parte de los recursos locales. Claro está que la consigna de ajuste aprieta en forma diferencial a cada una de las arcas provinciales. En algunas, la exigencia de recorte no representa apremio alguno. En rigor, San Luis planea tener superávit este año y paga sus sueldos al día. El panorama es diferente en otros estados provinciales, que hoy caminan por la cornisa. En Entre Ríos, por ejemplo, el gobernador Sergio Montiel desafía al FMI y reclama desesperadamente a la Legislatura que le apruebe una nueva emisión de bonos federales. Con un atraso salarial de varios meses, el radical no parece pensar en un fuerte ajuste. La imposibilidad de acceder a un mayor financiamiento, la caída de la recaudación provincial y la desaparición del piso de coparticipación federal -que, alegan, en marzo les representó 31% menos de ingresos desde las arcas nacionales- son sólo algunos de los argumentos que utilizan los gobernadores para justificar sus dilaciones a la hora de ajustar. También dicen no poder soltar el salvavidas salvador de la emisión de bonos provinciales, que funcionan como cuasimonedas para el pago a estatales y a proveedores. Un sondeo realizado ayer por Ambito Financiero sobre las provincias arrojó el siguiente panorama:

SAN LUIS

Lejos de las tensiones, la provincia -la única que no tiene deuda pública ni privada- proyecta cerrar 2002 con superávit. Ya anticipó que no hará recortes en la planta de empleados estatales, que cobran los haberes -100% en pesos- los dos últimos días hábiles de cada mes. Sin embargo, la única provincia que no firmó el último pacto fiscal volvió a ajustar el mes pasado los gastos corrientes, inclusive más de lo que había fijado en el presupuesto 2002.

El frente de conflicto de San Luis está, en cambio, en la disputa que mantiene con Nación por los 234 millones de dólares atrapados en un plazo fijo en el Banco Nación.

La provincia piensa emitir un bono, el San Luis, no para pagar sueldos y a proveedores sino como «moneda» alternativa.

BUENOS AIRES

El gobernador Felipe Solá dijo que no se hará más ajuste que el que propone en el presupuesto 2002, que será de $ 1.300 millones. El recorte permitirá cumplir con la pauta de reducir 60% el déficit. Calculan para este año un déficit de $ 1.200 millones. Y una nueva emisión de patacones por $ 1.000 millones. También se prevé una reducción de $ 150 millones en los fondos de coparticipación destinados a los 134 municipios.

SALTA

En el primer trimestre aplica disminución de 33% del gasto, a partir de la entrada en funcionamiento de la Oficina de Control del Gasto. El ahorro en el presupuesto, ajuste de la política mediante, representa alrededor de 70 millones de pesos. A la fecha, la provincia tiene superávit primario en su resultado, y su presupuesto no tiene déficit. Circulan bonos LECOP para pago de salarios y cumplimiento de obligaciones con proveedores.

ENTRE RIOS


Según un informe del Centro de Estudios Bonaerenses, es una de las que más debe recortar sus gastos ($ 140,5 millones). Sin embargo, la preocupación por estos días del radical Sergio Montiel es conseguir la aprobación de una nueva emisión de bonos federales por más de 200 millones de pesos, para hacer frente a los gruesos atrasos salariales y en el pago a proveedores. Los intentos de ajuste en la política, en tanto, hasta ahora quedaron en la categoría de proyectos.

CORDOBA

La provincia ya cerró el proyecto de presupuesto 2002. Allí planea achicar el déficit en cerca de 470 millones. El tijeretazo incluye la reducción por la instauración de la unicameralidad y el no pago de aguinaldo a funcionarios. Con una emisión de bonos LECOR que trepa a los 600 millones, Córdoba deberá arreglárselas con gastos por 160 millones de pesos este año. Tendrá además 12% de empleados menos a través de jubilaciones anticipadas.

SANTA FE

No está gravemente apremiada por las consignas de ajuste de Nación. No tiene atrasos salariales ni emitió bonos. Es más, reniega hasta de los LECOP que le envía Nación en concepto de coparticipación. Además la acusa de que está detenido el crédito por 300 millones que le concedió el Banco Mundial. Impulsa una reforma del Estado, que hasta ahora no fue tratada en la Legislatura. Sin embargo, por caso, ya ajustó 40 millones en Educación.

SANTIAGO DEL ESTERO

La ordenada administración no le depara sobresaltos -cerró 2001 sin déficit-, aunque ahora debió aggionarse al contexto nacional y debe pagar 70% de salarios en LECOP. Es una de las pocas provincias que aprobó formalmente, Legislatura mediante, el último pacto fiscal. Ya hubo recorte de gastos legislativos y tope en sueldos en ese cuerpo.

CATAMARCA

Además de la reforma constitucional que impulsa el gobierno local para bajar el gasto político, se busca achicar el gasto mediante la reducción del aguinaldo de los funcionarios y la reubicación de trabajados estatales. La provincia lleva emitidos 40 millones de pesos en bonos para aliviar la baja en el envío de coparticipación. No quieren echar empleados.

LA PAMPA

Sin bonos locales, recién pagó parte de los sueldos en LECOP este mes. Sin un déficit que la complique ajustará en contratos y gastos de funcionamiento para adecuarse a la caída en los envíos de Nación.

FORMOSA

Tiene un escenario complicado a la hora de ajustar, ya que, según la Fundación Atlas, el gasto público equivale a 84% del producto bruto provincial. Además la Legislatura está acusada de ser una de las que más gasta en el país. En los próximos días comenzará el rescate de los bonos Bocanfor que están obligados a aceptar, en relación 1 a 1 con el peso, todos los comercios de la provincia.

RIO NEGRO

Desafiando al FMI, el gobernador Pablo Verani amenaza con crear un bono petrolero, que quiere emitir junto a Mendoza y Santa Cruz. Disminuyó la planta de empleados públicos y analiza un ajuste en la Legislatura. La recaudación sufre una amplia caída, ya que se tributa 8 millones de pesos mensuales cuando el año pasado se cobraba 11,5 millones.

NEUQUEN

El gobierno impulsa una reducción en el número de diputados provinciales y concejales, además de haber eliminado ya 150 puestos vinculados a cargos políticos. La economía se volcó totalmente a los beneficios que pueda brindar a la provincia la explotación petrolera, más ahora que la devaluación favorece la actividad.

CHUBUT

El gobernador José Luis Lizurume aseguró que no pueden haber nuevos ajustes en la provincia. Ya hubo poda en gastos operativos de la administración, como celulares y viáticos. Además se redujeron los contratos y los gastos reservados.

SANTA CRUZ


Tiene las cuentas equilibradas, a pesar de ser la provincia con mayor proporción de empleados públicos del país (90,5 cada mil habitantes).

TIERRA DEL FUEGO

Fue una de las pocas provincias que presentó el presupuesto 2002 en el tiempo previsto. No tiene pensado encarar ninguna obra pública para este año. Pero se niega a aplicar ajuste alguna en la planta de empleados provinciales. Hay 66 trabajadores del Estado por cada mil habitantes en la provincia.

LA RIOJA

Es una de las provincias que el gobierno nacional ponderó por la reciente reforma constitucional, que reduce el gasto político notablemente. Circulan 8 millones en bonos Evita. El gobierno no quiere tocar a los 31 mil empleados públicos que trabajan para el Estado. Además trabaja con sus pares de San Luis, Catamarca y San Juan para adecuar sus respectivas promociones industriales al escenario posdevaluación.

MENDOZA


Acaba de zafar del default al pagar intereses por 12,5 millones de dólares del bono Aconcagua. El gobernador Roberto Iglesias, aseguró que no puede realizar más ajustes, aunque prevé bajar el gasto este año en 40 millones. Contra las indicaciones del FMI, emitirá 178 millones de bonos Petrom.

TUCUMAN

Aseguran que aquí no hay margen para un nuevo ajuste. En la provincia renunciaron voluntariamente asesores y funcionarios para descomprimir el gasto público. Días atrás la Legislatura aprobó una reforma del Estado que incluye reducción del gasto político. Circulan 180 millones en bonos BOCADE, con los que la provincia pagan los sueldos de empleados del Estado. También asisten sus cuentas con bonos LECOP. La caída en la recaudación de marzo fue estrepitosa: 23%.

CORRIENTES

Se jacta de que el presupuesto legislativo no supera 1,5% del presupuesto provincial, luego de la larga intervención federal en la provincia. La idea de la administración local es disminuir al máximo los gastos de funcionamiento de los poderes del Estado. Por caso, hay un proyecto para que la contratación de funcionarios se haga pública. La grave depreciación del Cecacor afecta la economía local.

CHACO

El gobernador Angel Rozas enviará en una semana días el presupuesto 2002 a la Legislatura. No ajustará en puestos de trabajo en el estado que rondan los 42 mil. Analiza reducir la obra pública pero no se decide aún. El Parlamento quiere ajustarse para llegar a sólo 2% del presupuesto provincial. No hay expectativas aún de poder eliminar el bono Quebracho, unos 100 millones que circulan en la provincia.

MISIONES

La provincia trabaja arduamente para que los municipios se acojan a un acuerdo para bajar gastos en personal en 13% como ya lo hizo la administración de Carlos Rovira. El gobernador aseguró no habrá reducción de personal en la administración misionera. Por su parte, la Legislatura trata la eliminación de 12 bancas. La recaudación no es un problema tan grave porque con el nuevo esquema cambiario los provincianos están consumiendo más en Misiones que en los países limítrofes.

JUJUY

Muy agobiada por la caída de la recaudación y la baja de los recursos coparticipables. Existen 65.000 familias en situación crítica, 45% de la población total. Fusionó ministerios y redujo 30% los cargos políticos en la estructura administrativa. Suprimió secretarías, direcciones y subdirecciones. Se estableció sueldo único en el Ejecutivo de $ 2.900. A todos los funcionarios se les eliminó el aguinaldo y viáticos. Circulan aquí bonos LECOP y patacones a través de un acuerdo con Buenos Aires. Sueña con emitir un bono local.

SAN JUAN

El gobernador Alfredo Avelín ya no puede hacer equilibrio entre las exigencias de ajuste por parte del FMI y la demanda social. Por eso aseguró que no puede hacer más recortes. Además no puede deshacerse de los bonos Huarpe que le permiten cumplir con sus obligaciones salariales.

Dejá tu comentario