"Compra de dólares es para amortiguar las crisis externas"

Economía

El presidente del Banco Central, Martín Redrado, salió ayer a justificar la política de intensa compra de dólares, al explicar que el incremento de las reservas es clave para prevenir crisis externas. En ese sentido, aseguró: «Todavía estamos lejos del rango óptimo», que estimó en u$s 32.000 millones contra los u$s 25.179 millones actuales.

El funcionario habló ayer en el seminario organizado por la Universidad de Tel Aviv, del que también participaron otros economistas como Mario Blejer (ex presidente del Central), Claudio Loser (ex director del FMI) y Miguel Kiguel (ex secretario de Finanzas), quienes advirtieron sobre el aumento de la inflación. Pero lejos de las críticas que recibe la autoridad monetaria por el posible efecto inflacionario que puede generar la compra de divisas, Redrado defendió la acumulación de reservas «para afrontar cambios abruptos en los mercados de crédito», ante la ausencia de prestamistas de última instancia, en referencia al rol que en las últimas décadas se le asignó al FMI.

• Proyección

De acuerdo con su visión, la experiencia internacional demuestra que es posible calcular un «nivel óptimo de reservas», según el nivel de deuda de corto plazo, el nivel de importaciones y el nivel del dinero en poder del público y en depósitos bancarios. De este cálculo surge el valor de u$s 32.000 millones, que está 28% por encima del nivel de reservas que actualmente posee el BCRA.

En ningún momento, sin embargo, aludió al plazo en el que se alcanzaría el objetivo. Se estimaque este año el Central finalizaría con más de u$s 27.000 millones en reservas.

En este contexto, intentó demostrar que la Argentina está mucho más lejos que otros países emergentes de conseguir un nivel de reservas cercano al óptimo (ver cuadro).

«La evidencia -resaltó- muestra un salto estructural en el nivel de atesoramiento de reservas por parte de las economías en desarrollo.»

Esta explicación de Redrado dejó claro que continuará la agresiva compra de divisas. Según la visión del Central, los pesos que se inyectan para tal objetivo no generan inflación debido a que luego son absorbidos a través de la emisión de Lebac.

A continuación, los principales pasajes de la exposición de Redrado, que además se refirió al crecimiento del crédito y la baja de la morosidad:

• Frente a un escenario en el que se combinan los desequilibrios en las principales economías mundiales e incompletas reglas de juego financieras internacionales, existen acciones preventivas que deben adoptar economías en desarrollo como la nuestra.

• A partir de las crisis en los mercados emergentes, las reservas han adquirido un rol de autoseguro respecto de cambios abruptos en los flujos de financiamiento desde el resto del mundo.

• El rol de las reservas es evitar una crisis de liquidez y abortar su propagación al sistema financiero y al sector real.

Un sistema financiero sólido constituye otro de los amortiguadores de la economía frente a posibles correcciones en los desequilibrios globales.

• Si bien los préstamos de más corto plazo, destinados al consumo, fueron los que mostraron la recuperación más rápida, en el caso de los préstamos hipotecarios y prendarios también se observó que los nuevos créditos gradualmente ganaron participación frente a las cancelaciones.

• El incremento en el plazo promedio se generaliza en todas las líneas de préstamos.

• Se verifica un proceso de continua caída en la irregularidad de las carteras de crédito al sector privado: el nivel actual de irregularidad está por debajo de los niveles de precrisis.

• Esta menor morosidad incentiva la expansión del crédito al sector privado, al tiempo que mejora las condiciones de la oferta crediticia.

• El Banco Central tomó una serie de medidas que facilitaron el acceso al crédito a los distintos agentes, especialmente las pymes y los individuos, y el alargamiento de plazo de los créditos.

Dejá tu comentario