Por demorar reformas ya se pierden $ 2.000 millones

Economía

Ayer, Roberto Lavagna confesó que para paliar la crisis energética, el gasto será mayor que el inicialmente previsto y llegará a $ 2.000 millones. Puede ser aún superior. Es reflejo de la falta de medidas de fondo y de la demagogia observada a partir de la salida de la convertibilidad. No había dudas desde entonces que en algún momento el país iba a enfrentar problemas de energía. Ahora, eso tiene un costo de $ 2.000 millones que ni siquiera resuelve las dificultades que tendrán los sectores más pobres (sin conexión de gas), hoy casi en 50% de la población. El ministro, al mismo tiempo, comunicó que este año habrá un aumento total del gasto por 5.000 millones. Incluye, además de esos $ 2.000 millones, los anuncios ya efectuados de subas a estatales (abarca a universitarios y fondo docente) y jubilados. El plan de seguridad se llevará $ 300 millones. Tontamente, se posterga una reducción de impuestos (IVA, cheque y retenciones están en niveles récord) que generaría más actividad económica y empleo. Y hasta votos -o mejora de imagen si se quierepara Néstor Kirchner. Todo lo contrario: Lavagna aumentó la presión tributaria (aportes patronales y más retenciones) este año. Es, al mismo tiempo, un error de los técnicos del FMI, que en la firma del acuerdo, además de metas de superávit, olvidaron imponer un tope para el gasto público.

Roberto Lavagna presentó ayer el destino que el gobierno de Néstor Kirchner piensa darle al abultado excedente superavitario estimado para este año. Tal como estaba previsto, no habrá mejora con pago en efectivo ante los acreedores. Sí se gastarán para aumentar los anuncios ya hechos con aumentos para salarios estatales, jubilaciones y la crisis energética.

El incremento en los recursos, Roberto Lavagna, espera que se mantenga hasta fin de año. Según las cifras de Hacienda, los ingresos extra llegarían a los $ 7.841 millones y se fundamentan básicamente en el incremento en los recursos aportados por el Impuesto a las Ganancias, el IVA y las retenciones a las exportaciones.

• Distribución

Habrá un gasto adicional por $ 4.952 millones, de los cuales el gasto social se llevará $ 1.814 millones (incluye Fondo de Incentivo Docente, Plan de Seguridad y subas en jubilaciones y sueldos estatales), el plan de sustentabilidad del suministro eléctrico se lleva $ 2.098 millones y unos $ 636 millones se distribuirán a las provincias. Del sobrante, $ 2.727 millones anulan la necesidad presupuestada de emisión de un bono originalmente pensado para atender las eventuales necesidades financieras de las provincias y municipios.

Los anuncios de ayer de Lavagna fueron los siguientes:

Fue intencional que los mayores ingresos provengan del Impuesto a las ganancias. Es un punto central de la política económica porque se trata del impuesto más justo en términos de distribución del ingreso, ya que está dirigido hacia donde hay capacidad de pago, a diferencia de los tributos aplicados sobre el consumo.

• Se ratifica la política de asignar los recursos adicionales a gastos de carácter social y de producción, política que se vino siguiendo ya en la suba de la recaudación del año anterior.

• Se verifica así la intención de evitar un incremento en la deuda colocando papeles en el mercado, y de incrementar la deuda heredada de la década del noventa, que ya es muy alta.

• La recaudación por el Impuesto a las Ganancias representará a fin de año cerca de 32% del total de recursos adicionales, mientras que el IVA y los tributos sobre el Comercio Exterior representarán 26% y 18%, respectivamente.

De los $ 1.814 que se destinarán a cuestiones sociales, $ 1.079 serán asignados a jubilaciones y pensiones, para eliminar el pago de retroactivos en cuotas, y para financiar los aumentos en las jubilaciones mínimas de $ 200 a $ 280. Los restantes $ 735 millones se dividirán entre el Fondo de Incentivo Docente, mayores remuneraciones a las Administración Nacional y universidades, y al Plan de Seguridad.

• De los $ 2.098 asignados a la sustentabilidad del suministro eléctrico, el grueso será utilizado en la compra de fueloil y para otorgar préstamos al fondo de estabilización de tarifas.

Los ingresos extra obtenidos por el incremento en las retenciones a las exportaciones será de $ 383 millones, y se destinarán a nuevas inversiones.

Dejá tu comentario