Provincias perdieron más durante marzo

Economía

«Durante marzo las provincias se vieron fuertemente perjudicadas» porque no recibieron la recaudación garantizada ni fue coparticipado el impuesto al cheque, señala el boletín semanal de «Economías & Regiones», que dirige Rogelio Frigerio (n).

Estas son las partes más destacadas del informe sobre las provincias y su negociación con el FMI:

• A pesar de que el nuevo acuerdo entre Nación y provincias debería haberse aplicado desde el 1 de marzo, durante ese mes no fue ratificado por la Legislatura nacional ni los Poderes Legislativos de todas las jurisdicciones intervinientes, según se establecía en su artículo 12, razón por la cual la Nación no ha incorporado aún a la masa coparticipable 30% de lo recaudado por el impuesto a los débitos y créditos (impuesto al cheque). Tampoco se ha cumplido con la suma fija garantizada establecida en el Compromiso Federal por el Crecimiento y la Disciplina Fiscal.

• Además, y como era previsible,
el acuerdo federal no alcanzó a cubrir las exigencias del FMI, por lo que las negociaciones aún continúan.

• Desde hace años, el FMI viene presionando por la inclusión de las provincias en las metas fiscales que debe cumplir el país para obtener la asistencia financiera del organismo.

• La magnitud actual de la crisis otorga al Fondo una mayor capacidad de negociación.
Por esta razón, actualmente se plantea la probabilidad de que la Nación y las provincias presenten las cuentas fiscales en forma consolidada, y obtener un mayor control a partir de revisiones mensuales de las cuentas públicas provinciales.

• La misión técnica del FMI habría planteado cuál debería ser el resultado fiscal para 2002, que se basaría en
un superávit primario para el consolidado Nación-provincias de 1,3% del PBI. Si se cumpliera el último acuerdo Nación-provincias, el gobierno nacional debería llegar a alcanzar un superávit primario de 1,7% del PBI y el conjunto de provincias, por su parte, no debería tener un déficit primario superior a 0,4% del PBI (cuadro 1).

• En 2001 el déficit fiscal del consolidado provincial superó los $ 5.300 millones,
correspondiendo más de 50% al déficit generado en la provincia de Buenos Aires.

• El déficit primario (sin contar el pago de intereses y amortizaciones de la deuda pública) alcanzó los $ 3.000 millones. En este caso,
más de 65% del déficit se explica por la provincia de Buenos Aires. De las demás jurisdicciones subnacionales, poco más de la mitad (13) registró déficit y el resto (10), superávit (cuadro 2).

• Frente al cierre definitivo de los mercados financieros, y con el objeto de no suspender la cadena de pagos, las provincias y la Nación optaron por la emisión de cuasi monedas, LECOP o bonos provinciales como herramienta para atender sus gastos. Actualmente,
hay en circulación más de $ 4.200 millones en estas cuasi monedas y se estima que, de profundizarse la recesión económica y continuar sin asis

Dejá tu comentario