Abogados buscan un acuerdo con el Nación

Edición Impresa

El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal iniciará conversaciones con el Banco Nación con el objetivo de lograr acuerdos similares a los que mantiene con el Banco Ciudad y que agilizan los trámites de los abogados en sede de la entidad. El motivo es el traspaso de los fondos judiciales votado la semana pasada en el Congreso y que fue impulsado por el kirchnerismo. Si bien las negociaciones tendrán un perfil más bien operativo, la política jugará un rol determinante.

Actualmente, los letrados porteños evitan filas y demoras como consecuencia de los convenios del Colegio con la entidad municipal, entre ellos, el pago de libranzas judiciales por transferencias internas. El objetivo será mantener, ya con el Nación, un esquema similar para sus trámites.

Jorge Rizzo, titular del Colegio, de relación cambiante con el Gobierno, logró el apoyo del «board» de la entidad para iniciar las conversaciones con el Nación, incluidos los representantes de la oposición que adhieren a la UCR y al PRO. A partir de allí, esta semana buscará mantener una reunión con el titular del banco, Juan Carlos Fábrega.

Altibajos

La relación política del Colegio con el kirchnerismo tuvo altibajos en las últimas semanas. El debate por el traspaso de los fondos judiciales al Banco Nación encontró a la entidad enfrentada con el Gobierno. Al momento de exponer en las audiencias del Congreso, los representantes de los letrados resaltaron la calidad de los servicios del Banco Ciudad. «Actualmente brinda un servicio aceptable por su plataforma tecnológica», sostuvo la vicepresidente del Colegio, Laura Calógero.

Las objeciones de los abogados para con el Banco Nación se centran en el antecedente de que allí se encuentran los depósitos de la Justicia civil. «No vamos a renunciar a nuestras posiciones, buscaremos un acuerdo con el Nación, pero seguiremos apoyando a los trabajadores del Ciudad con sus reclamos», expresó Rizzo a este diario.

Código

Este debate no es el único punto de disonancia. Desde el Colegio han partido distintas críticas para con el proyecto de reforma del Código Civil y Comercial que promueve el oficialismo con el apoyo de la Corte Suprema. Los cuestionamientos van desde aspectos de derecho empresarial hasta de familia y han sido un pretexto para que oficialistas y opositores aúnen fuerzas en la entidad.

En el kirchnerismo aseguran que de existir la posibilidad de lograr un acuerdo entre el Nación y el Colegio, a éste le tomará tiempo ver la luz, especialmente porque la entidad bancaria todavía debe realizar modificaciones a su estructura operativa. A esto se suma el litigio en tribunales que será impulsado por la administración de Mauricio Macri. Aun así nadie duda que la resolución final será política.

En las elecciones para la conducción del Colegio, hace seis meses, integrantes del Gobierno, como el secretario de Justicia, Julián Álvarez habían apoyado la candidatura del académico Damián Loretti. Por su parte, Rizzo contó con el apoyo del senador Aníbal Fernández y del jefe del gremio de los judiciales, Julio Piumato, antes de que éste sacara a relucir su faceta más opositora y cerrara filas con Hugo Moyano.

Dejá tu comentario