AFIP cierra ciclo y toma control de ex Ciccone por deudas

Edición Impresa

El Gobierno dispuso ayer, por un decreto publicado en el Boletín Oficial, que la AFIP actúe como "sujeto expropiante" de los bienes de la Compañía de Valores Sudamericana (ex Ciccone), que está intervenida por el Estado desde el año pasado y que, desde ahora, tendrá el monopolio de la fabricación de cheques, títulos públicos, patentes y demás documentos no falsificables. La única alternativa será la importación de los mismos.

El Gobierno ya aclaró que esta decisión estará vigente "hasta tanto se complete el procedimiento expropiatorio, el uso de los bienes de Compañía de Valores Sudamericana -incluyendo el inmueble en que se asienta su planta a la Sociedad del Estado Casa de Moneda". Al mismo tiempo, el decreto instruyó "al Tribunal de Tasaciones de la Nación a estimar el justiprecio de los bienes" de la ex Ciccone.

Además, se estableció que "los créditos que la AFIP tuviera contra Compañía de Valores Sudamericana se afectarán a la compensación" de esos préstamos, "disponiéndose la suspensión respecto del pago de las obligaciones impositivas, aduaneras y de la Seguridad Social, sus intereses y multas". La Casa de Moneda ahora deberá asumir la incorporación del personal de Compañía de Valores Sudamericana a su planta y, según el decreto, continuar "con la explotación de los activos de la referida empresa, asumiendo todas las obligaciones asociadas a dicha explotación".

Una vez cumplido el procedimiento expropiatorio, se espera que la AFIP transfiera de forma definitiva los bienes, incluyendo el inmueble en que se asienta la planta industrial a Casa de Moneda, "facultándosela a dictar los actos administrativos necesarios a los fines del cumplimiento de la inscripción de los bienes para perfeccionar dicha transferencia".

Es un movimiento clave en este mercado ya que el Estado asumirá el monopolio de la producción de billetes de lotería, cheques, títulos de Bolsa y todo tipo de documentos no falsificables. La única alternativa sería la importación que actualmente se ve limitada por las resoluciones del Gobierno.

Ciccone fue intervenida a principios de agosto de 2012 a través de un decreto de necesidad y urgencia que designó como interventores al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y a la titular de Casa de Moneda, Katya Daura. En ese entonces el Gobierno envió un proyecto de ley al Congreso para expropiar la compañía, que fue rápidamente aprobado.

Acciones que se desarrollaron en sintonía con el trasfondo judicial generado a partir de un expediente que instruye el juez federal Ariel Lijo y que en la actualidad tiene por protagonista a Amado Boudou y a los propietarios de la firma The Old Found que había adquirido Ciccone antes de la expropiación.

Dejá tu comentario