16 de marzo 2011 - 00:00

Antonio Skármeta ganó el IV Planeta-Casa de América

El Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América concedido ayer a Antonio Skármeta es el segundo que recae en un autor chileno, después de Jorge Edwards, que lo ganó en 2008.
El Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América concedido ayer a Antonio Skármeta es el segundo que recae en un autor chileno, después de Jorge Edwards, que lo ganó en 2008.
Santiago de Chile - A poco más de un año de la suspensión del V Congreso Internacional de la Lengua Española, donde se iba a dar a conocer al ganador del Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América, a causa del terremoto que sacudió a Chile el 27 de febrero del año pasado, ayer se anunció que este premio recayó, justamente, en un escritor chileno: Antonio Skármeta, por su novela «Los Días del Arco Iris».

La novela de Skármeta, galardonada con 200.000 dólares y que será publicada en doce países, fue una de las quince finalistas en esta edición, de entre un total de 639 obras procedentes de 33 países. Esta es la segunda ocasión en que un novelista chileno recibe este galardón, que en 2008 obtuvo Jorge Edwards con «La Casa de Dostoievsky».

Skármeta, que en 2003 obtuvo el Premio Planeta con «El Baile de la Victoria», explicó ayer en una conferencia de prensa que «Los Días del Arco Iris» recrea los momentos en que Chile se preparaba para votar el referéndum que en 1988 supuso el comienzo del fin del régimen del general Augusto Pinochet.

«Mi novela tiene en parte que ver con otros momentos en que Chile no fue democrático; pasamos momentos muy arduos para conseguir esta libertad de la cual ahora disfrutamos», subrayó el escritor, que utilizó para presentarse al concurso el seudónimo de Cosme Catiboratos, un personaje de Calderón de la Barca.

Citando a la cantautora Violeta Parra y su «Gracias a la Vida», Skármeta reveló que su obra «está hecha de dichas y quebrantos». «Quebranto porque es una novela que tiene momentos muy duros de la represión que hasta hoy duelen cuando se recuerdan, y dicha porque Chile encontró para salir de esa angustia y ese tormento, un camino de paz alegre que le dio estabilidad y progreso».

Inspirada en el actor chileno Roberto Parada, quien siguió actuando con total entereza tras enterarse de que su hijo había sido brutalmente asesinado por los represores, «Los Días del Arco Iris» también es un tributo a la ingenua rebeldía de los «pingüinos», como se conoce en Chile a los estudiantes de secundaria. Ellos fueron protagonistas de la agitación social que desembocó en el referéndum en el que la mayoría de los chilenos dijeron «No a Pinochet».

«Entre ellos estuvo, por suerte, nuestro actual presidente Sebastián Piñera, aun siendo de derechas», comentó Skármeta, quien militó en el Movimiento de Acción Popular y Unitaria (MAPU) en los años del Gobierno de Salvador Allende y tuvo que exiliarse a Argentina y Alemania tras el golpe militar.

Autor de guiones cinematográficos, director de películas e incluso actor, Skármeta dejó hoy entrever que le gustaría que «Los Días del Arco Iris» fuese adaptada y llevada a la pantalla grande, como ya sucedió con «Ardiente paciencia», que pasó al cine como «El Cartero», dirigida por Michael Radford en 1994, y «El Baile de la Victoria» (Fernando Trueba, 2009).

«Cuando uno postula a un premio como éste, por supuesto que quiere para su obra la mayor visibilidad posible. Algunos temas serían muy adecuados para darle una formulación dramática y ojalá que así suceda», confesó.

El jurado de esta edición del Planeta-Casa América estuvo formado por los escritores Angela Barrera (Colombia), Guillermo Martínez (Argentina) y Alvaro Pombo (España), además de la directora general de la Casa de América, Imma Turbau y el director editorial de Planeta Argentina.

Agencia EFE

Dejá tu comentario