Apuro radical por lanzar a Alfonsín y alejar a Carrió

Edición Impresa

La posibilidad de un acercamiento entre Elisa Carrió y Ernesto Sanz ya puso en pie de guerra al resto del radicalismo, al punto que en la reunión de comité federal de mañana no sólo piensan proclamar a Ricardo Alfonsín como candidato oficial de la UCR para la presidencia, sino que ahora también anunciarán allí el marco de alianzas que cada candidato puede cerrar. Está claro que precisarán allí que sólo el progresismo de Hermes Binner o el de Margarita Stolbizer pueden entrar en la categoría de socios. Todo destinado a fumigar cualquier idea de acercamiento con Carrió y mucho menos con Eduardo Duhalde, como insinuó Julio Cobos.

La reunión de comité federal en la sede radical de Alsina ya estaba prevista de antemano y también la proclamación de Alfonsín, a pesar de que aún falta la primaria abierta y obligatoria del 14 de agosto, por lo que no se descarta que la Justicia electoral pueda poner objeciones a esa proclamación anticipada.

Pero ahora se agregará una mención a los acuerdos o alianzas que se cierren con otros fuerzas que deberán ser «progresistas», como se precisó ayer en el Comité Nacional. Esto último, en realidad, es prerrogativa de la convención nacional, por lo que no parece que el avance del jueves vaya a ser pacífico, aunque haya sido la mesa de la convención la que le diera poderes a la mesa de conducción del Comité Nacional para que iniciara conversaciones con otras fuerzas.

La reunión de la mesa que encabeza Ángel Rozas arrancará a las 11 en la sede partidaria de Alsina 1786. Allí se proclamará a Alfonsín para que actúe formalmente como candidato presidencial, sin tomar en cuenta que el 14 de agosto Sanz y Cobos también podrán participar en la primaria abierta.

La junta electoral nacional de la UCR presentará mañana un informe sobre la frustrada interna partidaria convocada para el 30 de abril y acto seguido procederá a la proclamación de Alfonsín. Deberán usar un juego de palabras para evitar reproches judiciales por no esperar a las primarias del 14 de agosto, que es hoy el sistema legal para designar candidatos con elección obligatoria previa.

Además, se votará una resolución de la mesa directiva de la convención nacional donde autoriza al Comité Nacional para que «tome las medidas necesarias para gestionar un acuerdo programático con fuerzas afines, democráticas y progresistas».

Sanz insistió con el discurso de la pacificación partidaria: «Tenemos que hacer posible lo que a cualquier ciudadano le parece razonable: que todos los que queremos que las cosas cambien rememos en la misma dirección.

Dejá tu comentario