Aumentan subte y demanda sindical

Edición Impresa

El Gobierno porteño tiene previsto aplicar el aumento en el pasaje de los subterráneos a partir de mañana, un día que coincidirá, sin proponérselo, con la partida de Mauricio Macri de Roma a Buenos Aires, donde extenderá su estadía para entrevistarse con el alcalde de esa ciudad. La tarifa en los subtes porteños se irá de $ 2,50 a $ 3,50, lo que ya es motivo para que los activistas del sector amenacen con nuevas medidas que podrían paralizar el servicio, y también desde sectores opositores intentan detener la suba.

El legislador Alejandro Bodart de Proyecto Sur presentó un amparo, pero hasta ahora no habría motivos para detener el aumento. Como sea, los gremialistas ya preparan un paquete de demandas bajo la advertencia de volver a implementar medidas que dejen sin servicio a los pasajeros. La semana pasada, los activistas abrieron los molinetes permitiendo, por unas horas, que los usuarios viajen gratis, como medida de protesta.

El secretario adjunto de los metrodelegados, Néstor Segovia, ayer dio entender que ese aumento de tarifa, por el cual ya se realizó la correspondiente audiencia pública, debería ir en sintonía con mejoras que están reclamando los gremialistas. La principal demanda del sector es ahora por mayor seguridad en el área de boleterías y trenes, pero también rechazan un proyecto de incorporar empresas tercerizadas al ámbito del subterráneo para realizar tareas propias de los talleres. Al mismo tiempo, el Gobierno de Mauricio Macri está tramitando con la concesionaria Metrovías un nuevo contrato por dos años donde busca ampliar las multas por incumplimientos.

Reclamos

"Vamos a redoblar nuestra apuesta. Si no hay respuesta a nuestros reclamos y arbitrariamente sube la tarifa vamos a un conflicto muy fuerte", amenazó Segovia.

El sindicalista dijo que esperaban el resultado de un encuentro con la concesionaria Metrovías y la realización de reuniones de delegados previstas para hoy para anunciar si frenarán los trenes. "Antes que nada llamo al diálogo al Gobierno de la Ciudad, pero la realidad es que no estamos conversando y no obtuvimos respuesta después de la apertura de molinetes del viernes pasado", reclamó Segovia.  

Juan Pablo Piccardo, titular de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), había señalado que "en el subte, la prioridad son los pasajeros y no los metrodelegados".

Dejá tu comentario