Baja en ingresos complica a Macri

Edición Impresa

Mauricio Macri comienza a prestar atención a las cuentas porteñas en el año electoral, apuntando que «ya se nota el efecto de la recesión», tal como admitió a este diario el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, tras el resultado del primer mes de recaudación del distrito, que incluyó aumentos en algunos rubros.
La baja en el patentamiento de automóviles es quizá el sector con mayor desventaja, pero en montos, la ciudad ya aprecia una merma en Ingresos Brutos, el tributo ligado al consumo y el que aporta más del 70% del Presupuesto. Aún con los aumentos en las tasas para algunas actividades comerciales que Mauricio Macri logró aprobar para este año, la recaudación, si bien subió con respecto al mismo mes de 2008, no lo hizo en la misma dimensión el año pasado: el alza fue un 50% menor si se compara con los dos ciclos anteriores.
La preocupación del Gobierno de la Ciudad es ahora por la cancelación de deuda contraída con los bonos tango por $ 350 millones, cuyo vencimiento es antes de mediados de año. Pero además, en el Gobierno de la Ciudad están convencidos de que tampoco podrán colocar un nuevo bono este año, ante la negativa del Gobierno nacional de avalar esa emisión (ver nota aparte). Si bien la Ciudad calculó una inflación mayor que la sostenida en el Presupuesto nacional y un crecimiento menor, la expectativa es poder llegar al menos a lo programado, ya que la oposición le rechazó a Macri la posibilidad de un impuestazo en Ingresos Brutos y de un endeudamiento para obras. Es decir, ya deberá contar con menos recursos que los originariamente previstos, pero además abandonaría la posibilidad de pedir ampliaciones presupuestarias durante el ejercicio que no tendrían una contrapartida con la recaudación.
Durante enero, ingresaron a la cuenta del Gobierno porteño $ 1.260 millones derivados del cobro de todos los tributos, lo que representa un 5,60% más que en enero de 2008, mes en que se había recaudado un 53% más que en el mismo período del año anterior, 2007.
Las tasas de Alumbrado, Barrido y Limpieza, que generalmente en enero presentan un incremento considerable porque los contribuyentes abonan el año completo para obtener un descuento, este año tuvieron una merma del 10,10% con respecto al anterior. El Impuesto de Sellos que se extendió para este ejercicio reportó también una baja del 11,5% con respecto a enero de 2008. Pero fue Patentes el impuesto que se vio más disminuido, con una recaudación un 25% inferior.
El principal ingreso para el Presupuesto de la Capital Federal es, sin embargo, Ingresos Brutos. Grindetti aseguró que por el momento «la recaudación general está por encima del mismo mes que el año anterior, pero hemos tenido una merma en el ingreso por ABL y Sellos, suba en Ingresos Brutos, resultados que están dentro de lo esperado debido a la baja actividad y el consumo».
El ministro, por otra parte, recordó que la ciudad «no está de acuerdo con el blanqueo de capitales, no compartimos esa filosofía. Si se blanquean capitales en la Ciudad de Buenos Aires, nosotros les vamos a aplicar los impuestos correspondientes.

Dejá tu comentario