12 de diciembre 2011 - 00:21

Caen reservas debajo de u$s 45.000 M

• Es esta semana por el pago del cupón PBI.
• El stock se acerca a los valores mínimos de la gestión CK

Caen reservas debajo de u$s 45.000 M
Cristina de Kirchner arranca su nueva gestión con un fuerte vencimiento que repercutirá en el nivel de reservas. Se trata del pago del cupón PBI, que insumirá unos u$s 2.300 millones. Se estima que de esta forma el stock caerá bien por debajo de los u$s 45.000 millones, aunque aún es prematuro determinar si la disminución tocará el menor nivel desde la primera asunción de la Presidente (es decir hace poco más de cuatro años).

Tal como sucede con la cancelación de Boden 2012 (en agosto), la caída del stock depende de lo que se pague afuera, ya que lo que se deposite en cuentas locales continúa sumando a las reservas a través del rubro de «efectivo mínimo». Según las estimaciones oficiales, «una porción sustancial» corresponde a tenencias en el exterior. El último pago de Boden 2012, por ejemplo, generó una disminución de u$s 1.900 millones, equivalente al 86% del total.

Si ahora se repitiera aquella tendencia, el monto de salida de fondos llegaría a los u$s 2.000 millones. El actual nivel de reservas se ubica en u$s 46.200 millones, pero crecería en los próximos tres días, ya que el BCRA viene acumulando compras netas que promedian los u$s 100 millones diarios. Por eso, es probable que suban hasta los u$s 46.500 millones. Es factible que las reservas finalmente caigan a un nivel cercano a los u$s 44.500 millones.

El piso de la primera gestión de Cristina se tocó el 6 de agosto de 2009, luego del pago anual de Boden 2012, cuando el stock tocó un nivel de u$s 44.492. Es posible que ahora se vuelva a «testear» aquel nivel o que incluso lo perfore. Estos niveles son inferiores a los que tenía la Presidente cuando asumió en diciembre de 2007, ya que recibió el Banco Central con u$s 45.566 millones.

Existe, claro, un fuerte aliciente para justificar al menos en parte por qué no hubo crecimiento del stock en estos últimos años: la decisión del Gobierno de cancelar deuda con las propias reservas del Central. Entre lo utilizado en 2010 y en 2011, se habrá acumulado alrededor de u$s 17.000 millones. Y para el año próximo el Presupuesto prevé que se echará mano a otros u$s 5.200 millones. Pero también jugó un rol importante la fuerte fuga de capitales, que a lo largo de los últimos cuatro años rozó los u$s 70.000 millones.

Equilibrio

Claro que el estancamiento de las reservas, junto a un fuerte aumento de la base monetaria, le estaría quitando al Gobierno la posibilidad de contar con las denominadas reservas excedentes o de «libre disponibilidad».

Esto significa que estarían equilibrados el stock actual y la base monetaria (al actual tipo de cambio), por lo que la titular del BCRA, Mercedes Marcó del Pont, ya no podría disponer de dólares para girarle al Tesoro con el objetivo de cancelar vencimientos de la deuda pública.

Aún no se explicó cuál será la estrategia, pero el Ejecutivo maneja distintas opciones:

  • Modificar la Carta Orgánica para flexibilizar el concepto de reservas de libre disponibilidad.

  • Esperar a que vuelvan a crecer las reservas, sobre todo cuando empiece la liquidación de la cosecha gruesa. Al mismo tiempo, debería disminuir el ritmo de aumento de la base monetaria (viene expandiéndose a más del 35% anual).

  • Una devaluación aumentaría la relación entre base monetaria y reservas, pero el Gobierno ya dejó en claro que no concuerda con un salto exagerado del tipo de cambio.

  • Por último, también podría haber un cambio de estrategia y no seguir recurriendo al Fondo de Desendeudamiento como se hizo en los últimos dos años. Pero como los mercados están cerrados para el Gobierno, se trata de una salida improbable.

    Los dos pagos más importantes del año próximo serán parecidos a los actuales: en agosto vence la última cuota de Boden 2012, mientras que en diciembre habrá que volver a pagar el cupón PBI, con un agravante: ya no serán u$s 2.300 millones, sino que el crecimiento que el INDEC calcula en cerca del 9% para este año arrojará una suma cercana a los u$s 3.000 millones, récord desde que se lanzó este instrumento en 2005, cuando se efectuó la reestructuración de la deuda pública.
  • Dejá tu comentario