Cayó, con ruido, al final

Edición Impresa

A nadie le fue bien el viernes, pero a nosotros nos fue peor. Esto, dicho en función del índice más mediático, el Merval «15», que retrocedió el 1,61% y superando la baja del Dow Jones -el 1,13%- y también la de San Pablo, con el 1,48%. En defensa del mercado local se puede remarcar que la incidencia de Tenaris en la debilidad, resultó decisiva para aumentar el daño. Porque sin ella en la nómina, el listado de las de sede local dejó una merma a la mitad del Merval mayor, sólo del 0,84% fue el deterioro del «M.AR» y esto quedó a modo de consuelo, por más que las diferencias no convalidaron ello, a partir de un día final con solamente «8» papeles con aumentos, contra «51» especies en descensos de diversa magnitud. Entre las «15» líderes principales apenas si eludieron el rastrillo las plazas de Mirgor -con el 0,6%- y Siderar, con leve el 0,2% de mejora. Por encima de ellas, como en otra esfera, la suba del Banco Patagonia y que trepó más del 6% en un día de perfiles muy adversos.

Puede preocupar que la baja de importancia se haya dado con volumen en fuerte ascenso -$ 83 millones de efectivo- pero también en esto tuvo trascendencia la acción de Tenaris. Porque bajó en precios un 3,2%, haciendo 475.000 papeles: y esto incorporó cerca de $ 40 millones a la fuente común. Quedando así algo más de $ 40 millones para todo el resto de las acciones actuantes. La semana: el derrumbe general y acentuado en casi todos los índices le hizo perder casi todo el beneficio al Dow Jones, que apenas retuvo el 0,2% semanal. En cambio, San Pablo debió acusar el 2,7% de caída. Y más arriba todavía el descenso Merval, que consiguió el 3,6% de baja. De paso, teniendo que perforar piso de «2.400» puntos. Un vuelco ostensible. Y la Bolsa, acotada.

Dejá tu comentario