Chelsea, con balance que arrojó pérdida

Edición Impresa

Es uno de los equipos más ricos del mundo gracias a su dueño, Roman Abramovich, pero no por ello está exento de sufrir la crisis en sus arcas.

Chelsea, líder de la Premier League, hizo público su balance con un pérdida de 49 millones de euros.

Sin embargo, el dato, aunque preocupante, es relativamente positivo para la entidad que dirige el magnate ruso Roman Abramovich ya que se han amortizado casi todas las deudas pendientes.

Chelsea mejora sus cuentas con respecto al año pasado en las que tuvo pérdidas por valor de 73,5 millones de euros y es el cuarto año consecutivo que lo hace.

Además de la reducción del gasto financiero del club, los buenos resultados han sido consecuencia de la negativa del propietario del club, Abramovich, a realizar los grandes fichajes de otras temporadas. Mientras en 2004 el club gastó 218 millones de euros en adquisiciones, el año pasado apenas llegó a los 20 por el traspaso de Yuri Zhirkov.

Entre los puntos del informe que ha hecho público el club se detalla que la finalización del centro de entrenamiento en Cobham también redujo el gasto, aunque en contraposición se apunta que el despido del técnico Luiz Felipe Scolari y su equipo tuvo un costo de casi 14 millones de euros.

«La deuda del club se ha reducido casi a cero para proporcionar estabilidad a largo plazo al club», sentenció Bruce Buck, presidente del Chelsea.

Por su parte, Ron Gourlay, director ejecutivo, fue más lejos: «Nuestro objetivo es ser autosuficientes y eso lo conseguiremos potenciando la marca Chelsea. Estamos reduciendo nuestros costos mediante el control de gastos, incluidos los salarios de todos».

No ocurre lo mismo en las finanzas personales de Abramovich quien a principios de este año, de haber tenido una fortuna valorizada en 16.700 millones de euros ahora ha pasado a tener sólo un valor de 2.300 millones.

No obstante, Abramovich aún está muy lejos de ser una persona pobre.

Dejá tu comentario